Los 3 atributos del color. El Matiz o Croma, el Valor o Luminosidad y la Saturación o Intensidad

ilustraciologyColor, Conceptos, El Valor, Featured3 Comments

matiz,valor,saturacion

Cuando hablamos sobre el color es muy importante diferenciar y tener muy claros ciertos términos a pesar de que son muy confundidos a menudo y sobre todo en español. En este artículo voy a exponer los tres atributos esenciales que nos permiten identificar un color. Vamos a ver cada uno de ellos en detalle.

  • Matiz o Croma
  • Valor o Luminosidad
  • Saturacion o intensidad

¿QUÉ ES EL CROMA O MATIZ DE UN COLOR?

El término matiz hace referencia a la frecuencia dominante en la que se encuentra un color. Por ejemplo, un color rojizo tiene un matiz rojo. Un verde puede tener un matiz amarillo o un matiz azulado, dependiendo de la proporción que posea de cada uno de estos colores.

También se confunde con el término “color” aunque el matiz es tan sólo una pequeña parte del color. En realidad se pueden usar indistintamente dependiendo del contexto, pero tenemos que tener claro que “matiz” se refiere únicamente al nombre de un color sin contar ni el valor, ni la intensidad.

Esta rueda cromática sólo afecta al croma o matiz del color, sin tener en cuenta el valor y la saturación

Cuando queremos reconocer un color, el primer paso es identificar su matiz, osea, la posición del espectro en la que se encuentra. Colores similares, a menudo comparten el mismo matiz.

El término “croma” también es un sinónimo para “matiz”.

  • Cromático significa que tiene matiz.
  • Acromático significa que no tiene matiz.
  • Policromático significa que tiene muchos matices.
  • Monocromático significa que sólo tiene un matiz.

Se teoriza sobre la idea de que el ojo humano puede distinguir alrededor de 150 matices y cada uno de ellos puede ser descrito usando uno o dos de los colores primarios y secundarios.

Rojo, azul, amarillo, verde, naranja y violeta.

Un color es llamado por el nombre de su matiz dominante. Por ejemplo un violeta hecho con una mezcla de rojo y azul, tendrá un matiz rojo si tiene más cantidad de este color. O un violeta casi negro y un violeta casi blanco comparten el mismo matiz; ambos siguen siendo violetas.

Prácticamente todas las muestras de color contienen más de un matiz de color. Aunque un color parezca puro a simple vista, perderá su aparente pureza al ponerlo al lado de otro color con el mismo matiz. Por eso para describir a un violeta rojizo, podemos decir que ese rojo contiene cierta cantidad de azul.

matiz del color

En la imagen superior podemos ver, bordeado con rojo, todo el espectro de matices disponibles en photoshop. Esta cualidad del color se representa en una escala medida en grados que va de 0º a 360º.  En este caso, el matiz se encuentra en una posición de 69º, como podemos ver a la derecha.

La temperatura del color. Colores fríos y colores cálidos

Una característica del color que está relacionada con el matiz o croma, es la denominada temperatura del color.

La temperatura del color es una propiedad de la luz que hace que ésta tienda hacia el color rojo-anaranjado o el azul. Esto hace que el color se  divida en dos categorías:

  • Colores fríos, son aquellos que se acercan al azul
  • Colores cálidos, son aquellos que se acercan al naranja

En la práctica, no hay un sólo color que se quede fuera de éstas dos categorías. Incluso, a la hora de comprar pinturas, no encontrarás un “rojo puro” o un “azul puro”. Todos los colores tienden a ser más cálidos o más fríos.

Y esto es importante para nosotros, porque a la hora de pintar las luces y las sombras de una imagen, tendremos que ser muy conscientes de qué temperatura de color queremos usar.

Modificando la temperatura del color, podemos cambiar el significado o la apariencia de una imagen

Otra característica relativa a la temperatura del color es la sensación de distancia que generan. Los colores fríos crean la sensación de alejarse del espectador, mientras que los colores cálidos provocan la sensación contraria y parece que están más cerca de nosotros.

Pero esto no significa que debamos limitarnos a utilizar azules y verdes para el fondo y naranjas y rojos para el primer plano. Como vimos antes, cada color tiene un matiz más frío o más cálido, así que es cuestión de saber a qué grupo pertenece nuestro color en relación con el resto de colores de nuestra imagen.

Cuando mezclamos un color cálido y un color frío, ambos colores se cancelan y obtenemos un color neutro. 

Por ejemplo, cuando mezclamos verde y rojo, amarillo y violeta, azul y naranja, etc… obtenemos colores neutros que se acercan al gris. De hecho, esta técnica se usa mucho en pintura. 

Los impresionistas consideraban que el color negro debía estar fuera de su paleta, ya que es un «color» que no existe en la naturaleza. Entonces, utilizaban los colores neutros para pintar las zonas más oscuras.

LA LUZ CAMBIA EL MATIZ DEL COLOR

El matiz de un color no es algo inmutable o estático, si no que depende de la iluminación del entorno en la que se encuentre.

El mismo objeto o motivo puede tener unos colores fríos bajo una luz de fluorescente y tener colores cálidos si lo ponemos a la luz del sol de mediodía. 

Un gran ejemplo de ésto es Paul Cézanne, que hizo muchas pinturas de la misma montaña a diferentes horas del día. Como podemos ver, algunas pinturas están hechas con colores fríos en su mayoría, mientras que otras son cálidas. 

colores frios y colores cálidos

Por eso es importante que realicemos ejercicios pintando del natural. Sólo con la práctica conseguiremos entender el comportamiento de la luz y cómo afecta a los colores.

¿QUÉ ES EL VALOR O LUMINOSIDAD DEL COLOR?

En la vida real, los colores no suelen ser vistos con toda la fuerza o intensidad. A menudo se ven más claros o más oscuros.

Al mismo tiempo, es muy raro, por no decir imposible, encontrar blanco puro o negro puro en la naturaleza. Sin embargo, la realidad está compuesta de miles de tonos de gris. Algunos casi negros y otros casi blancos.

En un campo de hierba podemos ver una gran cantidad de verdes y amarillos, unos más claros que otros. Esta cualidad de claridad y oscuridad es conocida como el “valor”.

El valor indica la cantidad de blanco y negro que tiene un color. Es decir, lo claro u oscuro que es ese color.

Para clasificar estos niveles de valor, se utiliza una escala que abarca desde el blanco hasta el negro y se denomina escala de grises o escala de valor.

En el lenguaje ordinario, nos referimos a esta cualidad del color como tono o luminosidad. Aunque la palabra “tono” también es usada como sinónimo de matiz, en realidad hace referencia al valor.

Al igual que en música nos referimos a los diferentes tonos de una nota para describir lo aguda o grave que es, en el color lo usamos para describir lo luminoso u oscuro que es un color.

Dentro de la escala de valores de un color podemos distinguir dos zonas. La zona de los tintes y la zona de las sombras:

  • Los tintes son aquellos tonos de un color más claros que el color neutro. Se consiguen añadiendo diferentes cantidades de blanco a ese color base.
  • Las sombras son los tonos más oscuros que se consiguen mezclando el color base con negro.

El valor es la cualidad más importante del color a la hora de hacer que una imagen sea fácil de entender. Si todos nuestros colores tienen tonalidades o valores parecidos, la imagen se verá plana, sin profundidad. En cambio, al usar un amplio rango de tonalidades y componerlas de forma adecuada, hará que la imagen sobresalga.

Si los elementos de una composición tienen un tono similar al del fondo, serán mucho más difíciles de percibir.

Se pueden crear grandes ilustraciones o pinturas muy interesantes con composiciones monocromas, usando simplemente diferentes tonos de un color.

valor del color

En la parte izquierda de la imagen superior, podemos ver cómo el valor de un color es representado en una escala que va desde el blanco puro en la parte superior (que representa un valor de 100% ) hasta el negro en la parte inferior (que representa un valor de 0%).

En este sistema de color, el valor recibe la inicial de Brightness (Luminosidad). Podemos ver como en este caso, el color tiene un valor de 100% luminosidad. 

La importancia del valor en la creación de imágenes

Simplemente cambiando el valor de una imagen, podemos influir en la percepción que la gente tiene de esa imagen. Podemos evocar ciertas emociones dependiendo de los valores que usemos.

En muchas disciplinas artísticas como fotografía, cine y animación, los artistas visuales tienen muy en cuenta la escala de grises o escala de valor. Este sistema es una forma de organizar los valores de una imagen para poder utilizarlos de la mejor forma posible a la hora de componer imágenes. 

Si una escena de la película tiene que transmitir tristeza, utilizarán una estructura de valores distinta a la de otra escena donde todo el mundo es feliz. 

Nosotros, como ilustradores o artistas en general, debemos conocer esta herramienta para poder usar los valores adecuadamente y crear imágenes impactantes.

¿QUÉ ES LA INTENSIDAD O SATURACIÓN DEL COLOR?

La tercera característica del color es la saturación, (también llamada intensidad) que se refiere a la intensidad del matiz, la cantidad de color puro que hay en una muestra. Por ejemplo la sangre tiene un color rojo muy saturado, ya que es un color muy inteso, mientras que los labios tienen un color rojo muy poco saturado.

Un color muy saturado es un color en su máximo matiz, que no contiene casi blanco ni negro. Y un color muy desaturado es aquel que ha sido mezclado con un tono gris hasta el punto de que ya casi no reconocemos su matiz.

Tenemos que tener en cuenta que la saturacion es una cualidad distinta del valor, ya que podemos reducir la saturacion de cualquier color sin cambiar su valor.

Los colores brillantes como el amarillo y todos las mezclas que lo contengan son más propensos a tener mayor saturación y mayor valor. Mientras que aquellos colores que no tienen ninguna cantidad de amarillo en su composición, son más propensos a perder saturación cuando elevamos su valor.

Una forma de cambiar la saturación de un color sin cambiar su valor, es mezclarlo con un gris de su mismo valor.

Otra forma de cambiar la saturación de un color, consiste en mezclarlo con su complementario, ya que los colores complementarios se neutralizan cuando son mezclados. Aunque en este caso, el resultado tendrá un cambio en saturación y también en su tono. Por ejemplo, si mezclamos amarillo y violeta, el amarillo se vuelve cada vez menos saturado y menos luminoso. Mientras el violeta se vuelve menos saturado pero más luminoso.

Aunque se supone que la mezcla de los colores complementarios produce gris, éste no es un gris único y cada par de complementarios tiene un resultado único. Cuando subimos el tono de estas mezclas con un poco de blanco, podemos conseguir colores magníficos. Colores neutrales como el beige, avellana, etc… pueden ser conseguidos de este modo.

saturacion del color

En la imagen superior podemos ver cómo la saturacion es representada en la parte superior del recuadro y medida en porcentajes.

Cuanto más a la izquierda se encuentre un color, menos saturado estará y cuanto más a la derecha, más intensidad tendrá ese color. En este caso, el color tiene una saturacion de un 86%, ya que se encuentra casi en el margen derecho del recuadro.

El papel de la saturación en la creación de imágenes

Como regla general, no queremos que todos los colores de nuestra ilustración estén demasiado saturados, ya que en este caso, los ojos del espectador no saben donde situarse.

Al igual que con los demás atributos del color, tenemos que ser capaces de jugar con la saturación para crear imágenes potentes y efectivas y atraer la atención del espectador hacia el punto que nosotros queramos.

Para combinar de forma efectiva nuestros colores y tener una buena composición, tenemos varias opciones a la hora de combinar la saturación de nuestros colores. Vamos dos ejemplos muy simples sobre este principio.

Podemos utilizar un fondo con colores poco saturados y darle más saturación a nuestro elemento principal o punto focal. De esta forma,
intuimos que es el punto de mayor importancia y nuestros ojos se fijan en él.

fondo con color desaturado y elemento principal saturado

Podemos utilizar el efecto contrario, consiguiendo un resultado parecido. 

En este caso, el fondo saturado contrasta con los elementos desaturados del primer plano. 

3 Comments on “Los 3 atributos del color. El Matiz o Croma, el Valor o Luminosidad y la Saturación o Intensidad”

  1. Me parecen muy interesantes tus informaciones. Gracias por compartirlas.
    De la entrada del matiz del color no me ha quedado claro lo de los 69º , dónde se situa el centro para establecerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *