Cómo Hacer Tinta China | Recetas

ilustraciologyTinta2 Comments

En este artículo vamos a hablar de las propiedades de la tinta china y de cómo hacer tinta china casera utilizando diferentes métodos y recetas.

Estos son los distintos apartados del artículo:

  • Componentes de la tinta
    • Aglutinantes
    • Pigmentos
    • Mordientes
    • Conservantes
  • Recetas Básicas para Hacer Tinta China
    • Recetas Básica con Goma Arábiga
    • Recetas Básica con Huevos y Miel
  • Recetas de Tinta con Diferentes Pigmentos
    • Receta de Tinta Negra
    • Receta de Tinta con Infusiones
    • Receta de Tinta con Café
    • Receta de Tinta con Pigmentos en Polvo
    • Receta de Tintas de Colores con Frutos del Bosque
  • Recetas Tradicionales de Tinta China

Como la mayoría de pinturas existentes, la tinta china está compuesta básicamente de pigmento y aglutinante. Tenemos muchas variedades y distintos materiales que podemos usar para cada uno de ellos.

A continuación vamos a ver los diferentes elementos que podemos usar para fabricar tinta china casera.

La tinta china se compone de aglutinantes, pigmentos. conservantes y mordientes.

Vamos a ver en profundidad cada uno de estos elementos.

Aglutinantes

El aglutinante es la sustancia que adhiere las partículas del pigmento. El pigmento no se diluye en el aglutinante, sino que permanece en suspensión dentro de él.

La goma arábiga es uno de los aglutinantes más usados

Existen muchos tipos de aglutinantes: Colas, resinas, bálsamos, gomas, aceites,… y podemos dividirlos en dos categorías:

  • Aglutinantes naturales: son los procedentes de sustancias naturales como la goma arábiga, el aceite de linaza, etc..
  • Aglutinantes sintéticos: los obtenidos mediante un proceso químico como las resinas vinílicas y acrílicas.

En cuanto a aglutinantes para tinta china, los más comunes son estos 3: goma laca, cola de conejo y goma arábiga.

La cola de conejo se obtiene hirviendo la piel de este animal siguiendo un proceso determinado. Podemos encontrar cola de conejo en granos o escamas, que tendremos que hidratar para poder usarla como aglutinante.

La goma laca es una sustancia orgánica que se obtiene a partir de la secreción resinosa de un pequeño insecto rojo llamado gusano de la laca (Kerria lacca o Laccifer lacca), que habita en lugares del sudeste asiático como Indonesia o Sri Lanka.

Esta secreción es molida y cocida con otras resinas y minerales y el resultado es la goma laca.

En la actualidad también podemos encontrar goma laca líquida lista para usar.

La goma arábiga es uno de los aglutinantes más usados en la fabricación de tintas y acuarelas. Se obtiene del enebro, la acacias, la tuya y otros tipos de coníferas.

Para extraer esta sustancia, se pueden producir cortes paralelos y poco profundos en el tronco del árbol. De este modo, el árbol segrega la goma para intentar cerrar esas heridas.

  • Mantiene el pigmento en suspensión.
  • Hace más espesa la tinta evitando que fluya demasiado rápido de la pluma.
  • Reduce la velocidad con la que la tinta es absorbida por el papel y así se obtienen trazos más claros y duraderos. Mantiene los complejos de hierro (el pigmento) en suspensión.
  • Hace más espesa la tinta evitando que fluya demasiado rápido de la pluma.
  • Reduce la velocidad con la que la tinta es absorbida por el papel y así se obtienen trazos más claros y duraderos.

En este artículo vamos a ver cómo preparar la goma arábiga y usarla como aglutinante de nuestras tintas.

Otros aglutinantes que podemos usar

Si queremos hacer tinta china en casa, pero no tenemos ninguno de los aglutinantes anteriores, podemos usar alguno de los siguientes:

Miel

Un buen aglutinante natural. En el pasado, muchas pinturas lo utilizaban como principal ingrediente. Todavía hoy, es usado por algunas acuarelas como ingrediente básico. Las acuarelas francesas Sennelier, son un ejemplo.

Aceite de linaza

Si queremos conseguir una tinta al óleo que podremos diluir con aguarrás o trementina, podemos utilizar aceite de linaza como aglutinante.

Pigmentos para Hacer Tinta China

Ahora que ya hemos visto los aglutinantes, vamos a ver la otra mitad la otra parte necesaria para hacer tinta: los pigmentos.

Pigments in India, on market stall Please let me know if you use this photo. If you like it please give it a rating or leave a comment – Thank you!

Los pigmentos son las substancias o ingredientes que aportan el color a la tinta.

Podemos utilizar muchos tipos de pigmentos y al igual que con los aglutinantes, podemos dividirlos en 2 grupos: sintéticos y naturales.

La principal diferencia entre estos dos tipos es que, por lo general, los sintéticos tienen una mayor resistencia a la luz.

Tanto en la naturaleza como en el mercado, podemos encontrar infinitos elementos y substancias que pueden servirnos como pigmentos. En este artículo vamos a ver unas cuantas opciones.

Mordientes

Los mordientes son una substancia que hace que el pigmento de la tinta se adhiera a la superficie. Es importante que nuestra tinta lleve algún tipo de mordiente para hacerla resistente a la luz y que no cambie de color con el paso del tiempo.

En las tintas tradicionales, se usaban principalmente hierro y las agallas de roble y otros árboles, que son muy ricas en taninos.

las agallas de roble se han usado mucho tradicionalmente en la fabricación de tinta

En culquier casa también podemos encontrar otro tipo de mordientes más suaves, que nos servirán para salir del paso a la hora de hacer nuestras tintas.

De este modo, podemos utilizar un poco de sal, vinagre o bicarbonato sódico para ayudar a que nuestra tinta coja consistencia y se fije bien a la superficie sobre la que vamos a pintar.

Conservantes

Para que las tintas se mantengan en buen estado, vamos a necesitar utilizar conservantes. De este modo evitaremos que crezcan hongos y otras bacterias por un mayor período de tiempo.

El azúcar es un conservante natural

Muchas de las substancias que hemos visto anteriormente tienen propiedades conservantes.

La miel, además de servir como aglutinante, también ayuda a la conservación de la tinta.

Sal y vinagre. sobre todo para recetas en las que usamos pigmentos provenientes de frutas u otras sustancias orgánicas.

El alcohol es un ingrediente que puede ayudarnos a mezclar los ingredientes, pero además podemos utilizarlo como conservante.

También podemos echar azúcar a nuestras tintas para que es conserven por más tiempo. De la misma manera que las mermeladas y confituras se mantienen en buen estado por largos períodos de tiempo.

Ahora que ya sabemos cuáles son los componentes principales de una tinta, vamos a ver muchas recetas que utilizan diferentes aglutinantes y pigmentos.

Recetas Básicas para Hacer Tinta China

En primer lugar, vamos a ver 2 formas básicas con las que podremos hacer todo tipo de tintas.

En la primera, vamos a utilizar únicamente goma arábiga como aglutinante.

En la segunda, vamos a añadir huevos y miel a la mezcla.

Cómo Hacer Tinta China con Goma Arábiga

La receta más sencilla de tinta, consiste en utilizar goma arábiga + agua + pigmento. Con tan sólo estos tres ingredientes podemos conseguir una tinta básica que nos servirá para la mayoría de proyectos.

La goma arábiga la puedes encontrar en estado sólido o líquido. Si la compras en estado sólido, vas a tener que preparla antes de utilizarla, a diferencia de la líquida que ya la puedes usar directamente para fabricar la tinta china.

A cambio, te sale más barato comprar la goma arábiga sólida y un saquito de granos o polvo de goma te dará para fabricar una mayor cantidad de tinta.

Te dejo abajo, un link para comprar un saquito de 100 gr. Con la goma arábiga podrás hacer tinta, acuarelas, pasteles o gouache.

Gum Arabic Powder - Polvo (100 g)

Preparación de la goma arábiga

Los pasos a seguir son los siguientes:

  • Primero tenemos que hidratar la goma arábiga. Para eso, la introduciremos en agua (una parte de goma arábica por 5 de agua). Podemos dejarla a remojo toda la noche o podemos calentarla al baño maría.
  • Tenemos que remover hasta conseguir un líquido espeso.
  • Para conservarla, podemos colarla para remover cualquier impureza y podemos guardarla en la nevera por largos períodos de tiempo.

Receta Básica con Goma Arábiga

Una vez hidratada, la mezclaremos con el pigmento y el resto de los ingredientes, aunque en la recetas que veremos a continuación, explicaré el proceso con más detalle.

También podemos añadir la goma al final de nuestro proceso de cocinado de la tinta.

Primero diluimos el pigmento en agua o en el solvente que utilicemos y luego le añadimos la goma al final.

Las proporciones para este caso son de una cucharadita de postre, por cada 125 ml de tinta.

Receta Básica con Huevos y Miel

La miel y la yema de huevo son dos alimentos que se utilizaron durante mucho tiempo como aglutinantes en todo tipo de pinturas. De hecho, en la actualidad, las acuarelas de la marca Sennelier todavía llevan un porcentaje de miel en su composición.

Al utilizar estos dos elementos, conseguiremos una tinta más brillante y fácil de activar con agua. Podemos utilizarlos combinados o por separado.

Para esta receta básica vamos a utilizar los siguientes ingredientes:

  • Una yema de huevo
  • Medio vaso de miel
  • Una cucharadita de goma arábiga
  • Un chorrito de vinagre
  • Una pizca de sal

Para esta receta, vamos a mezclar los ingredientes de arriba junto con el pigmento que elegimos. El resultado será una pasta espesa a la que podemos ir añadiendo agua destilada cada vez que queramos usarla, hasta conseguir la fluidez deseada.

Si resulta difícil de mezclar todos los elementos, recuerda que puedes añadir un chorrito de alcohol de farmacia.

Recetas de tinta con diferentes pigmentos

Ahora vamos a ver cómo podemos utilizar diferentes pigmentos para conseguir todo tipo de tintas.

Receta de Tinta negra con carbón

Tenemos varios métodos para conseguir carbón para nuestra tinta china. Podemos hacerlo con una vela o podemos conseguir cualquier otro tipo de carbón. Incluso puedes probar a machacar un carboncillo hasta convertirlo en polvo muy fino, que nos servirá como pigmento.

Con una vela y un objeto de metal, podemos conseguir el pigmento para nuestra tinta china. Para ello, colocaremos el objeto de metal al contacto con la llama de la vela. Puedes utilizar una cuchara o un plato de metal, por ejemplo.

Al mantener la cuchara sobre la llama de la vela, se irá llenando de hollín hasta volverse completamente negra. Entonces, rasparemos el hollín de la cuchara y lo depositaremos en un recipiente. Repetimos el proceso hasta tener una buena cantidad. Este será el pigmento de nuestra tinta.

Primero disuelve la goma arábiga en agua según la receta del principio.

Una vez que tenemos el polvo de goma arábiga bien disuelto, le echamos el hollín o carbón y mezclamos en el mortero hasta que quede bien disuelto.

En este punto, podemos añadir una cucharadita de alcohol para que las partículas de carbón se disuelvan más fácilmente y la tinta sea más fácil de manipular.

Una vez que tenemos todos los ingredientes bien mezclados, ya hemos conseguido nuestra tinta.

Recetas de Tintas con Infusiones

Se pueden hacer tintas de colores con infusiones

Vamos a ver dos formas distintas de hacer tintas con infusiones.

Receta 1

En el supermercado podemos encontrar infusiones con una gran cantidad de hierbas diferentes. Muchas de estas infusiones producen unos colores bastante intensos con tan sólo introducirlas en agua caliente durante un pequeño período de tiempo.

A continuación vamos a ver el proceso para conseguir tintas intensas y brillantes utilizando este ingrediente como pigmento.

  • Vamos a utilizar 5 bolsas de infusión o 5 cucharaditas, si viene suelto. Cuanta más cantidad de té, más intensa será la tinta.
  • Lo ponemos a hervir en 125 ml de agua durante 20 minutos a fuego muy lento o hasta que la infusión haya soltado todo el pigmento. Mantendremos la tapa cerrada para que el agua no se evapore.
  • Para terminar, añadiremos una cucharadita de goma arábiga y lo dejamos enfriar.

Puedes añadir un chorrito de vinagre y una pizca de sal para que la tinta se conserve por más tiempo.

Receta 2

Este proceso para hacer tinta de colores es similar al de la tinta china negra. Pero en este caso vamos a utilizar solamente agua, sal y vinagre.

Por cada vaso de agua, añadirás una pizca de sal y una cucharadita de vinagre.

La sal sirve como conservante de la tinta y es necesario para que no se pudra, ya que estamos trabajando con materiales orgánicos. El vinagre hará de mordiente.

  • Mezcla los materiales que vayas a usar como pigmento (flores, frutas, etc…) en una olla con los líquidos.
  • Cocínalos durante dos horas.
  • Filtra el líquido resultante con un filtro para café.
  • Añade goma arábiga. una parte por cada 10 partes de agua.

Receta de Tinta con Café

Siguiendo la receta anterior, podemos utilizar el café como pigmento y obtendremos una tinta de color marrón oscuro.

Podemos poner a hervir un poco de agua a la que echaremos una gran cantidad de café. Obviamente, cuanto más café utilicemos, más intensa será la tinta.

Luego colamos el agua y echaremos un poco de goma arábiga, y un conservante.

Receta de Tintas con Pigmentos en polvo

Si queremos ahorrarnos el paso de buscar y preparar nuestros pigmentos, podemos directamente comprar pigmentos en polvo que están listos para usar y le proporcionan una gran intensidad a nuestras tintas.

Te dejo abajo un link en donde puedes comprar pigmento negro y de colores.

Lienzos Levante 0210122026 - Pigmento puro en tarro de 250 ml, 26, color Negro humo

El proceso de creación es muy sencillo, puedes hacerlo simplemente con la receta básica de goma arábiga.

Primero tenemos que disolver los pigmentos en agua.

Una vez que los tenemos bien disueltos y con la intensidad que queremos, añadimos goma arábiga y un chorrito de alcohol.

Tintas de colores con frutas del bosque

Puedes utilizar moras, frambuesas, arándanos y demás frutas del bosque para conseguir tintas con diferentes colores y bastante intensas.

Receta 1

Primero, puedes machacar las frutas en un mortero y pasarlas a través de un colador o filtro de café para extraer el líquido hacia otro recipiente. Para tener una referencia en cuanto a las cantidades, utiliza aproximadamente medio vaso de frutos.

Luego añades una cucharada de vinagre blanco y una cucharadita de sal. Mezclas bien hasta que la sal se haya disuelto. Si el resultado de la mezcla es muy denso, puedes añadir un poco de agua para que adquiera la consistencia deseada.

Si quieres una receta simple y natural, ya podrías dejar así la tinta. No obstante, te recomiendo que le eches un poco de goma arábiga u otro aglutinante.

Receta 2

Otra forma de hacer la tinta, consiste en hervir un vaso de frutos en 125 ml de agua. Al mismo tiempo que hierve, presiona y machaca las frutas para que suelten todo el pigmento.

Una vez que ha terminado de hervir (15 – 20 minutos aproximadamente), añade una cucharadita de goma arábiga y remueve hasta conseguir una pasta uniforme.

Recuerda añadir una pizca de sal, en caso de que quieras conservarla por bastante tiempo.

También puedes añadir un poco de aceite a la mezcla para que corra mejor por la pluma.

Recetas Tradicionales de Tinta China

A continuación vamos a ver las recetas tradicionales con las que se fabricaba la tinta china en la antigüedad.

Hacer tinta mediante fermentación

Para la siguiente receta, vamos a utilizar las agallas del roble, aunque también podríamos usar bellotas o nueces.

La agalla del roble es producida cuando una avispa introduce sus huevos en este árbol. Como método de defensa, el roble crea una especie de tumor que envuelve a estos huevos y les permite desarrollarse dentro.

Para la siguiente receta vamos a utilizar los siguientes materiales:

  • Agallas, 3 partes del total
  • Agua, 30 partes del total
  • Sulfato ferroso (hierro), 2 partes del total
  • Goma arábiga, 1 parte del total

Vamos a conseguir una buena cantidad de agallas y machacarlas con un martillo hasta que queden más o menos destrozadas. Puedes molerlas en un molinillo de café para que fermente más rápido.

Luego, las introducimos en un recipiente con agua y las dejamos macerar durante una semana junto con unos cuantos clavos o metales oxidados. Para este proceso, es mejor mantener el tarro al sol y a temperatura ambiente. También podemos utilizar pastillas suplementarias de hierro en vez de metales.

Al final del proceso, cuando la mezcla ya ha macerado, añadimos la goma arábiga y mezclamos hasta que se disuelva.

Hacer tinta mediante hervido

Vamos a hacer esta receta hirviendo las bellotas, aunque también podríamos fermentarlas como con las agallas. El proceso de hervido es un poco más laborioso que el de fermentado.

Al igual que las recetas anteriores que requieren de cocinado, va a ser mejor que consigas una máquina de cocinado lento para cocinar las bellotas. En caso de que no la tengas, puedes hervirlas directamente en una olla a fuego muy lento, pero vas a tener que prestar más atención durante el proceso para que no se evapore el agua y no se queme la olla ni las bellotas.

Vamos a utilizar sólo bellotas, sin hojas, ramas ni el pequeño capuchón que envuelve a la bellota.

En una olla echa la misma cantidad de bellotas que de agua, aproximadamente.

Vamos a hervirlo durante un par de días hasta una semana. Cuanto más tiempo lo dejes hirviendo, mejor.

Llenamos un tarro a parte con agua y vinagre e introducimos cosas de metal, como clavos. El objetivo es que se oxiden. Si ya tienes clavos o piezas de metal oxidadas, mejor.

Cuando terminen de hervir las bellotas, cuela el líquido resultante. Ahora tenemos un líquido de color marrón que nos puede servir perfectamente para hacer tinta de color marrón oscuro. En caso de que queramos un color negro tenemos que añadir el metal, que mediante una reacción química, convertirá el líquido en negro.

Vierte el agua con el vinagre y el metal y mézclalo bien con el agua de las bellotas.

Ahora vamos a reducir la cantidad de agua de nuestra mezcla. Lo dejaremos cocinando alrededor de 12 horas a fuego muy muy suave hasta que la cantidad de líquido se reduzca a la mitad.

Luego, embotellamos la tinta y si todavía está muy líquida, la calentamos al baño maría durante otro día hasta que quede con la consistencia que deseamos.

Luego añadimos una cucharadita de goma arabiga por cada 125 ml de tinta y un chorro de alcohol por encima para conservarla.


Estas son algunas de las recetas tinta china más conocidas y usadas, pero todavía existen más formas de fabricar tinta. Experimenta con las diferentes técnicas y mezcla pasos e ingredientes para obtener los resultados que más te gusten.

Si quieres aprender a pintar con tinta china, te recomiendo que veas Los Fundamentos de Cómo Pintar con Tinta China.

También puedes ver los materiales recomendados para trabajar con tinta en el artículo de Tinta China y sus Utensilios.

2 Comments on “Cómo Hacer Tinta China | Recetas”

  1. Muy completo tu artículo… Yo hice tinta con pigmento negro humo (comprado) y goma arábiga, pero el pigmento no queda en suspensión… Se deposita en el fondo… Por qué podría ser?

  2. La respuesta es para Pedro: agrega un poco de tanino a la preparación. Eso hará que el negro de humo permanezca más tiempo en suspensión. También puedes añadir un poco de sulfato de hierro para lograr un espectacular viraje al negro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *