Cómo Pintar Con Lápices De Colores – Fundamentos

ilustraciologyLápices de colores5 Comments

Los lápices de colores son un medio muy versátil con los que se puede replicar el aspecto de óleo, acuarela, acrílico y más técnicas.

Los puntos fuertes de pintar con lápices de colores son varios. Son fáciles de transportar, son relativamente baratos y son limpios. No tienes por qué preocuparte por mancharte la ropa, ni tienes que limpiar todos tus utensilios después de usarlos.

En este artículo vamos a ver los fundamentos para pintar con lápices de colores, pero antes, vamos a hablar un poco sobre los materiales.

Índice

  • Materiales
  • Fundamentos de los lápices de colores
  • Técnicas principales
    • Cómo hacer degradados con lápices de colores
    • La técnica de la capas
    • La técnica del pulido
    • Crear texturas

Materiales

Antes de empezar con las técnicas para pintar con lápices de colores, vamos a ver en primer lugar los materiales que necesitamos.

Lápices de colores profesionales

Básicamente, existen tres tipos de lápices de colores:

  • Con base de cera
  • Acuarelables
  • Con base de aceite

Para pintar con lápices de colores, es recomendable utilizar lápices de colores profesionales. Los lápices de calidad escolar, tienen minas muy duras y con una mínima cantidad de pigmento, por lo que no vas a obtener buenos resultados.

Los lápices de colores profesionales, por el contrario, son más suaves, ricos en pigmento y fáciles de mezclar y el resultado es similar al de una pintura al óleo.

Si quieres saber cuáles son los mejores lápices de colores profesionales, te recomiendo que veas este artículo los 5 mejores lápices de colores profesionales

El papel

Se puede pintar con lápices de colores sobre muchas superficies, pero necesitamos que éstas sean porosas. Si utilizamos un papel o una superficie excesivamente lisa, el lápiz no se agarra a la superficie.

Tenemos que tener en cuenta que la calidad del papel, determina en gran medida el resultado final de nuestro dibujo. Si tenemos un papel con mucha textura, como el papel de acuarela, esa textura se verá reflejada en los trazos y en el acabado final.

En general, debemos evitar los papeles satinados que tengan la superficie excesivamente lisa, ya que el lápiz no se agarra a este tipo de papeles.

Si el papel es demasiado suave, el lápiz no se agarra a la superficie. Entonces debemos buscar un papel que tenga suficiente «diente» para que el lápiz penetre y poder controlarlo con más detalle.

Aún así, existen papeles para dibujo que son muy suaves y permiten utilizar lápices de colores. La única limitación, es el número de capas que puedes utilizar.

En este artículo puedes ver los mejores papeles para pintar con lápices de colores.

El sacapuntas

Para afilar los lápices de colores, necesitamos un sacapuntas de buena calidad que no estropee las minas, ni rompa la madera.

Los lápices de colores profesionales, suelen ser más delicados debido a que tienen mucha cantidad de pigmento y por lo tanto, su mina se rompe más fácilmente. Por eso, debemos utilizar un sacapuntas que saque una mina con un ángulo más abierto.

Yo utilizo el sacapuntas de Faber Castell que puedes ver en el siguiente artículo. Tiene un orificio especialmente pensado para los lápices de colores y jamás se me ha roto ninguna mina, incluso con los lápices más delicados.

Borradores o gomas

Las gomas también son una herramienta muy usada a la hora de pintar con lápices de colores. No sólo las utilizaremos para corregir posibles errores, sino que las utilizaremos activamente para crear texturas.

Tenemos 3 tipos de gomas:

  • El borrador eléctrico. Nos servirá para corregir errores pequeños que requieren de precisión, pero a la vez nos permite crear texturas con mucho detalle.
  • Miga de pan. Las gomas de miga de pan nos sirven para aclarar suavemente.
  • Gomas normales y para bolígrafo. Podemos utilizar gomas normales para corregir superficies un poco más amplias y para crear texturas de la misma forma que con los anteriores. En ocasiones, utilizo las gomas para bolígrafo, que son más duras y me permiten sacar blancos más intensos. Aunque hay que tener cuidado de no estropear el papel.

Extensiones del lápiz

Tras mucho afilar los lápices de colores, puede llegar un punto en el que no podemos trabajar con comodidad con ellos, debido a que son muy pequeños.

Este pequeño utensilio puede sernos muy útil para aprovechar nuestros lápices.

Barniz

Si quieres conservar tu dibujo en buen estado, deberías pensar en barnizarlo con spray.

Puedes utilizar barniz brillante o mate, dependiendo del resultado que quieras conseguir. Yo suelo utilizar barniz brillante porque aumenta el contraste del dibujo y le da un brillo muy chulo.

FUNDAMENTOS DE LOS LÁPICES DE COLORES

A continuación voy a enumerar los fundamentos y características que distinguen a los lápices de colores, de otros medios artísticos.

Los lápices de colores son un medio translúcido

Esto significa que cuando pintamos una capa de color sobre otro color, la capa anterior no se cubre totalmente. El color original se mantiene y se crea un nuevo color, como resultado de la mezcla.

Esta característica también influye a la hora de corregir errores. Los lápices de colores se pueden borrar, y dependiendo de la goma que usemos, podemos eliminar el color casi por completo.

Pero, debido a su translucidez, es difícil cubrir totalmente la superficie con el color nuevo, sin que se note ningún rastro de la capa anterior.

Los lápices de colores se mezclan sobre el papel

A diferencia de otros medios, donde los colores se mezclan primero en la paleta, los lápices de colores se mezclan directamente sobre el papel.

Gracias a esta propiedad, podemos controlar exactamente los puntos de mezcla y degradados, aunque para eso debemos familiarizarnos con nuestros lápices en primer lugar.

Los lápices de colores no se borran del todo

Aunque podemos eliminar gran parte del color, siempre nos quedará un poco sobre el papel. Si intentamos borrar el lápiz por completo, corremos el riesgo de estropear el papel antes de que el color se marche.

Por eso, debemos planear cuidadosamente las zonas de cada color en nuestra obra, antes de empezar a pintar.

El color se añade gradualmente

Al pintar con lápices de colores, normalmente queremos empezar pintando con capas muy suaves, sobre las que vamos añadiendo otras capas con más intensidad. Esto nos permite hacer diferentes capas con diferentes colores.

Si aplicamos una capa muy fuerte al empezar, esa capa no admitirá más color y no podremos pintar por encima con otros colores.

Aunque como veremos más abajo, hay una técnica con la que podemos empezar a añadir más presión en las primeras capas.

Pintamos los degradados de oscuro a claro

Al hacer degradados entre dos colores, debemos empezar pintando con el tono oscuro en primer lugar y movernos hacia el tono claro. De este modo es más fácil conseguir una transición suave entre los dos colores.

Aunque no es una regla fija, a menudo descubrirás que es más fácil hacerlo de este modo.

Como los lápices de colores son translúcidos, los tonos oscuros sobresalen por debajo de los tonos más claros. Al mismo tiempo, los colores más claros no terminan de cubrir los tonos oscuros.

como pintar con lapices de colores degradados 1a

En la imagen de la izquierda, tengo el color violeta como base. Al pintar por encima con el amarillo, puedo utilizar más presión y controlar más fácilmente la variedad de la transición.

En la imagen de la derecha, he pintado con el violeta por encima del amarillo. Debido a que el violeta es más oscuro, cubre con facilidad la capa amarilla y no puedo utilizar la presión suficiente para mezclar bien los colores. De lo contrario, el violeta acaba cubriendo el amarillo, casi por completo.

Pintamos las capas de claro a oscuro

Al pintar por capas, sucede lo contrario que en el caso anterior. Queremos empezar por los colores más claros e ir utilizando los colores más oscuros a medida que avanzamos.

como pintar con lapices de colores capas 1a

En la imagen de la izquierda, he pintado con violeta por encima del amarillo. El resultado de la mezcla, es un magenta con bastante brillo.

En la derecha, he invertido el proceso y el color resultante es mucho más sucio. El amarillo no termina de cubrir la capa violeta de abajo y se forma un color amarronado.

Dejamos los brillos blancos sin pintar

Al igual que ocurre con la acuarela, podemos dejar zonas en blanco del papel para simular los puntos de mayor luminosidad.

En caso de que hayamos cubierto una zona, siempre podemos utilizar la goma para eliminar parte del material y luego utilizar el color blanco, que suele funcionar muy bien en lápices suaves con base de cera.

Debemos limpiar el dibujo constantemente con un pincel o cepillo

Los lápices de colores sueltan constantemente partículas que se desprenden de la mina.

Me ha pasado infinidad de veces que, por accidente he arrastrado estas partículas con la mano y se ha manchado la capa de color. Esto es un problema bastante gordo, cuando la capa base es de un color más claro. Por eso, debemos acostumbrarnos a limpiar el dibujo constantemente.

Otra buena práctica para mantener el dibujo limpio y no sobar los colores con la mano, es utilizar un papel debajo de la mano de apoyo, que proteja la superficie pintada.

Los trazos principales

Aunque se pueden utilizar diferentes tipos de trazos, yo básicamente utilizo 3 tipos distintos.

  • Trazos lineales. Son los trazos con los que empiezo siempre a pintar y cubro la superficie. Estos trazos deben seguir la dirección de la superficie del objeto. Más abajo explico este punto con más detalle.
  • Trazos circulares. Los utilizo mayormente, para mezclar colores. Con movimientos circulares pequeños, voy mezclando un color sobre la capa previa.
  • Trazos cruzados. En ocasiones utilizo trazos cruzados para ayudarme con los degradados. Puedo aplicar varias capas de trazos cruzados sobre los trazos lineales para controlar la opacidad de la capa y del degradado.
los trazos de más uso a la hora de pintar con lápices de colores

Seguir la dirección de nuestros objetos

Independientemente del trazo que usemos, es muy importante seguir la dirección de la superficie que estamos pintando.

Aunque tus lápices de colores sean blandos, siempre se puede entrever la textura del trazo. Por eso es importante pintar esos trazos de forma que repliquen la textura del objeto. De lo contrario se crean texturas raras que no coinciden con la superficie real.

Pintamos los trazos siguiendo la dirección de la superficie del objeto

Técnicas principales para pintar con lápices de colores

A continuación te muestro las técnicas principales para pintar con lápices de colores y los pasos a seguir.

Cómo hacer degradados con lápices de colores

Los degradados son la técnica básica y la que más utilizaremos al pintar con lápices de colores.

Cuando utilizamos esta técnica, siempre empezamos a pintar con el color más oscuro. Es más fácil hacer degradados que vayan de oscuro a claro, que al revés.

Si empezamos a pintar con un color muy claro, y luego intentamos degradarlo a un tono más oscuro, será más difícil conseguir una transición suave.

Voy a empezar con una parte más saturada, en la que pinto con más presión para cubrir el papel. A medida que me acerco a la zona donde se van a mezclar los dos colores, voy levantando el lápiz ejerciendo menos presión.

Al final de la transición, prácticamente no estoy utilizando ninguna presión. Esta zona de color muy suave recibe el nombre de capa transparente.

Para que esta primera capa transparente nos quede con un buen degradado, podemos volver a trabajar sobre ella utilizando trazos cruzados de forma muy suave.

Ahora, con el segundo color, empezamos a pintar nuestro degradado desde la parte más clara de la capa anterior. Empezamos ejerciendo una presión media, que podemos ir aumentando a medida que cubrimos la capa base.

En este caso no vamos a usar trazos largos, sino que vamos a ir pintando con círculos pequeños. De esta forma conseguiremos que los colores se mezclen más fácilmente.

Haz tablas de colores

Si te acabas de comprar una caja de lápices de colores, te recomiendo que hagas unas tablas degradando distintos colores y mezclándolos con blanco.

Cada color tiene unas propiedades distintas que lo hacen más suave o más duro y más fácil o más difícil de mezclar con otros colores. Al hacer una tabla de colores, tienes la posibilidad de trabajar con todos ellos y ver cómo se mezclan con el color blanco.

La técnica de las capas

En el siguiente ejemplo vamos a ver la técnica de pintar por capas. Para este ejemplo utilizo un papel con una superficie suave, pero con bastante grosor; lo que me permite utilizar un gran número de capas.

Los papeles finos no admiten un gran número de capas y se emborronan con facilidad.

Al utilizar esta técnica, tendremos que trabajar con muy poca presión. Vamos añadiendo capas con los distintos colores que necesitemos, hasta cubrir la superficie.

Si ejercemos demasiada presión en la capas iniciales, se crea una superficie resbaladiza que no admite más capas de color.

como pintar con lapices de colores capas 1b

Como ya he dicho en los puntos anteriores sobre la técnica de capas, es mejor empezar pintando con colores claros e ir utilizando los colores más oscuros gradualmente.

Para finalizar, lo puedes dejar así si te gusta que se vea cierta textura, o puedes refinarlo con la técnica de pulido.

La técnica de pulido

Una vez que hemos terminado de hacer capas, podemos trabajar con la técnica de pulido para conseguir superficies más realistas, con transiciones más suaves.

El objetivo principal de esta técnica, consiste en conseguir el degradado más suave entre los distintos colores y eliminar toda la textura que pueda dejar el lápiz sobre el papel. Esto hace que sea una técnica muy adecuada para pintar superficies inorgánicas, como el metal o el plástico.

Pero también podemos pintar un dibujo usando esta técnica desde el principio. Para ello, simplemente tenemos que ejercer bastante presión desde las primeras capas.

Podemos hacer el pulido de un dibujo de 4 formas distintas:

  • Con un lápiz mezclador o blender. Yo utilizo este de Prismacolor que no tiene pigmento.

Sanford Prismacolor incolore Blender 2/Pkg-

Este lápiz en concreto, es un poco duro y no funciona muy bien sobre papeles finos. Pero hay otras marcas con lápices mezcladores un poco más suaves, que pueden ser más apropiados para todo tipo de papeles.

  • Con otros lápices de colores. El lápiz de color blanco, se puede utilizar para pulir los tonos claros y medios, pero hay que tener cuidado.

Si aplicas demasiado blanco o lo utilizas sobre las zonas de tonos oscuros, el dibujo perderá contraste y los colores se afean.

Para pulir los tonos oscuros, simplemente puedes utilizar los mismos colores base, pero con un poco más de presión.

  • Con un marcador de alcohol sin color, que se suele usar para mezclar otros marcadores. Normalmente reciben el número 0.
  • Por útlimo, podemos usar un disolvente para lápices de colores.

Para resultados profesionales, podemos utilizar disolventes especiales para lápices de colores que se venden en tiendas de arte. También tenemos que ser cuidadosos con esta técnica y no aplicar demasiada presión, ya que podemos levantar la pintura por completo.

Para la técnica de pulido, es aconsejable utilizar papeles con textura. Si intentamos pulir los colores en un papel muy suave, el color se acabará levantando.

Crear texturas

A la hora de pintar una superficie con texturas como una roca, empiezo por el tono más oscuro y voy creando trazos lineales sueltos, de la misma forma que si estuviera dibujando con un lápiz normal.

Una vez terminadas la capas básicas con el lápiz de color, podemos crear texturas con gomas de borrar.

Con un borrador eléctrico, podemos conseguir texturas más detalladas con detalles más minuciosos.

Después, con la miga de pan, podemos dar más zonas de luz en las caras superiores de la piedra.

Después del borrado, podemos pintar por encima con un tono más claro, para rebajar la luminosidad de los brillos, pero seguir manteniendo la textura.

5 Comments on “Cómo Pintar Con Lápices De Colores – Fundamentos”

  1. Hola inicié hace tres meses un dibujo con ésta técnica, la composición fueron tres limones amarillos sobre una mesa vieja de madera (solo se veía parte donde estaban los limones), lo terminé y me quedó fantástico a mi ver. Ahora quiero iniciar otro, pero no se qué figura tratar con ésta técnica. Lo que si se, es que quiero que sea una figura sencilla, donde los colores que utilice, queden impregnados y obtenga una imagen real como fue la que hice. Me preocupa echarlo a perder y que no resulte a donde quiero llegar, porque para corregir es mas complicado, por ser pigmentos de color que el grafito.

  2. a mi los DREWENT ARTISTS (24) me defraudaron un poco en algunos colores, por su precio, pensé que iban a ser de lo mejor. A partir de ahí pensé que lo mejor era comprar los colores sueltos para ir probando diferentes marcas. PRISMALO de CARAN D’ACHE esta bien, STABILO también, y unos que me gustan mucho son SAKURA, lo que es el lápiz es redondo y más delgado que los DREWENT, que me resultan un poco gordotes, los demás son hexagonales. Mi conclusión es que puedes encontrar entre los más corrientes algún color muy bueno, y entre los caros alguno muy malo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *