Cómo Pintar Un Retrato Con Lápices De Colores

Los retratos pueden ser complejos a la hora de pintar, aunque en mi experiencia, es más fácil pintar retratos con lápices de colores que con otros medios.

Aunque cada artista puede seguir unos pasos distintos, a continuación te muestro cómo lo hago yo.

Si no lo has hecho todavía, te recomiendo que veas los fundamentos para pintar con lápices de colores.

En este ejercicio no voy a poner el énfasis en reproducir la cara exactamente igual a la foto original, sino que voy a intentar conseguir un resultado similar al del óleo pero con lápices de colores.

Los apartados del artículo son los siguientes:

  • Identificación de colores
  • Selección de colores
  • Pintar la base del retrato
  • Pintar los ojos
  • Pulir la cara
  • Pintar la boca
  • Terminar la cara
  • Pintar el pelo

Identificación de colores

Aunque quieras pintar un retrato imaginado, siempre es bueno tener una referencia que te guíe a la hora de elegir los colores.

En este caso, yo quiero simular un retrato al óleo, así que voy a utilizar esta imagen para ayudarme a establecer una paleta de color.

como pintar un retrato con lapices de colores - color picker

En primer lugar, voy a importar la foto en Photoshop y con la herramienta de cuentagotas, voy viendo qué colores tiene la imagen. En este paso, voy a centrarme únicamente en los colores de la piel y voy a evitar los labios, ojos y pelo.

No hace falta que exageres en este paso. Los píxeles de esta imagen tienen miles de colores diferentes, por lo que es muy difícil encontrar el tono medio exacto de cada zona. Simplemente selecciona unos cuantos colores que te permitan hacerte una idea.

Como resultado, obtengo colores rosas, ocres y marrones. Vemos que la mayoría de colores tienen un matiz amarillento, tirando al ocre.

Si me hubiera saltado este paso de identificación de color, es probable que no me hubiese dado cuenta de la importancia que tiene el color ocre en este retrato. No es nada fácil elegir el tono correcto de memoria, por eso es tan importante esta parte del proceso.

Por otro lado, si pintamos de memoria, es muy fácil excederse con colores como el naranja o el marrón y de este modo, estaremos afectando el realismo de la obra.

Selección de colores

A continuación, voy a seleccionar los lápices de colores que más se acercan a los colores del paso anterior.

como pintar un retrato con lapices de colores -lapices 1a

Yo los he dividido en 2 categorías:

  • El grupo de la izquierda, son los colores básicos que voy a utilizar para el color base de la cara.
  • El grupo de la derecha, son los colores para las sombras y para corregir la saturación de los otros colores. Más adelante explico esto con más detalle.

Cuantos más lápices tengas, menos mezclas tienes que hacer, pero no te preocupes si dispones de pocos colores. Casi cualquier retrato puede ser pintado con sólo 4 colores. En este caso nos bastaría con un rosa, un ocre y un marrón oscuro.

La base podrías solucionarla con dos lápices similares al C y al D. Un tono rosa y uno amarillento. Luego tan sólo tienes que utilizar blanco para hacerlos más claros o marrón oscuro, para oscurecerlos.

En cuanto al grupo de la derecha, te bastaría con uno de los colores grises y un marrón oscuro del grupo J.

Te recomiendo que hagas una prueba con todos los colores que vayas a utilizar y con su nombre al lado. De este modo podrás compararlos con la imagen de referencia y seleccionar rápidamente los más adecuados.

Pintar la base del retrato

Como norma general, vamos a querer pintar muchas capas de forma muy suave e ir aplicando más presión al final. Si empezamos calcando mucho, no podremos pintar las capas suficientes para conseguir una buena variedad de colores.

como pintar un retrato con lapices de colores - 1a
  1. El dibujo no es la prioridad de este ejercicio, así que yo hice los rasgos de forma libre. Lo más importante es que dibujes muy suavemente sin marcar demasiado los trazos.
  2. Doy la primera capa que cubre toda la superficie del rostro. Yo he utilizado el color D, que es un amarillo ocre, porque considero que este retrato tiene un tono amarillento continuo. Aunque podría haber utilizado un color rosado, como el B o un amarillo más claro, como el E.
  3. A continuación utilizo uno de los colores marrones J para marcar las sombras.
como pintar un retrato con lapices de colores - 1b

4, 5 y 6. En estos pasos, simplemente voy añadiendo más capas muy suaves con los colores del grupo base. No hay una regla matemática para esta parte del proceso. Simplemente guíate por la referencia y trata de conseguir tonos parecidos con los colores claros del grupo base.

7 y 8. En este punto empiezo a pintar con los colores grises claros del grupo G. Yo utilizo los grises para rebajar la saturación de algunos colores.

Si un amarillo es demasiado fuerte, puedo añadirle un poco de gris para rebajar su intensidad. Puedes utilizar un color gris para oscurecer el tono base, al mismo tiempo que reduces su saturación o puedes utilizar un gris claro para lo contrario.

Además, en este retrato podemos ver ciertas zonas con tonos grisáceos, sobre todo en las bolsas de los ojos.

9. En este punto he detallado un poco más las zonas de sombra con un color marrón oscuro. Además, he empezado a pulir las zonas más luminosas con el color blanco. Si no sabes de lo que estoy hablando, puedes ver Cómo difuminar con lápices de colores para aprender lo que es la técnica del pulido.

Pintar los ojos

Antes de terminar la piel de la cara, voy a pintar los ojos y la boca. De este modo tendré una visión del conjunto y un resultado más uniforme.

Al igual que en el caso anterior, voy a identificar los colores que tiene la imagen de referencia.

El punto más importante de este apartado, es que podemos ver que la esclera (parte blanca del ojo) no es blanca. De hecho, el ojo no tiene nada de blanco, excepto por los brillos.

El resto de colores son, más o menos los mismos que para el resto de la cara.

1. Empiezo pintando la esclera con dos tonos de gris, uno oscuro y otro claro. Estos grises no son exactamente iguales que los que uso para la cara. Mientra que los otros grises son cálidos, estos dos grises tienen un tono frío, es decir, se acercan un poco al azul.

En caso de que no dispongas de tantos tonos de gris, te sería suficiente con uno. Incluso podrías pintar muy suavemente con negro y pulir con blanco para conseguir diferentes tonos de gris.

2 y 3. Con marrón oscuro y negro, pinto el iris, la pupila y las pestañas. Aunque en esta foto no se aprecia, también he utilizado un poco de ocre para las partes claras del iris. Por último, he utilizado blanco para los brillos.

Tienes que intentar dejar las zonas de los brillos sin pintar, aunque si ya has pintado por encima, siempre puedes borrar con la goma y pintar con el color blanco por encima.

4. Pinto el lagrimal con un colores rosa como el B y el C. Para las zonas más oscuras utilizo un marrón rojizo, como vamos a ver a continuación en el apartado de la boca.

Pulir la cara

Al mismo tiempo que pintaba los ojos, he seguido añadiendo más capas de pulido a la cara. Al igual que en el caso anterior, he utilizado los colores claros del grupo base.

Pintar la boca

Por último, voy a repetir el proceso de identificación y selección de colores para pintar la boca.

Yo he identificado 4 tonos de rojo y prácticamente tengo un lápiz de color distinto para cada uno de ellos. En el caso de que no dispongas de tantos colores, te será suficiente con un rojo medio, un marrón oscuro y blanco.

  1. Empiezo con una capa muy suave con el mismo tono que la piel.
  2. Por encima, pinto otra capa muy suave con el rojo más claro que tengo, el rojo 1.
  3. Con el rojo 2, pinto otra capa suave en las zonas que tienen un poco más de sombra.
  4. Vuelvo a pintar por encima con estos dos colores ejerciendo un poco más de presión y puliendo.
  5. Con el rojo 3 y el 4 pinto las partes más oscuras de los labios y las zonas de sombra.
  6. Pinto los brillos de los labios puliendo con el color blanco.

Terminar la cara

Por último, termino de pulir las zonas de sombra de la cara con los marrones oscuros y los grises del grupo de colores oscuros.

Pintar el pelo

En este ejercicio, le he dedicado mucho menos tiempo a partes secundarias como el pelo y el cuello.

Pintar el pelo es un proceso bastante complejo en sí mismo y merece un tutorial a parte. Aunque puedo mostrarte los pasos que he seguido en este caso.

En la imagen de referencia, el pelo tiene los colores negro, marrón, y matices ocres y blancos.

En primer lugar dibujo el contorno y las líneas generales con el lápiz de color negro.

Luego, simplemente voy pintando con trazos en la misma dirección que las líneas base. Empiezo por las zonas oscuras y voy ejerciendo menos presión a medida que me acerco a las zonas de brillo.

Luego he pintado con un poco de marrón, en algunas zonas entre el brillo y la parte de sombra.

Para terminar, he pulido la superficie con el lápiz y el rotulador sin pigmento.

Este es el resultado final.

Espero que te haya gustado y te sirva de ayuda. A continuación te dejo el vídeo del proceso.

1 comentario en «Cómo Pintar Un Retrato Con Lápices De Colores»

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad