Cómo se hacen los crayones y cómo hacer crayones caseros

ilustraciologyCrayones o cerasLeave a Comment

cómo se hacen los crayones

Pienso que para llegar a ser un ilustrador profesional, debemos conocer a la perfección los materiales que usamos a menudo. Incluso podemos hacerlos nosotros mismos, para adaptarlos a nuestras necesidades. Así que en este artículo voy a explicarte cómo se hacen los crayones o ceras y cómo puedes hacerlos en tu casa.

Un crayón o cera se hace mezclando pigmento con un aglutinante. No puede ser más sencillo. Aunque en los procesos actuales, también se le añaden varios productos químicos y polvos especiales, la base sigue siendo la misma.

El artículo se divide en 3 partes:

  • Historia de los crayones
  • Cómo se hacen los crayones
  • Cómo hacer crayones caseros

HISTORIA DE LOS CRAYONES

La palabra “crayón” proviene del francés “craie” que significa “tiza” que a su vez viene de la palabra latina “creta”, que significa “Tierra”.

La idea de mezclar el pigmento con un aglutinante es muy antiguo. Al principio se usaba cera de abeja, para fijar el pigmento al soporte que se quería pintar.Este proceso ya era usado por egipicios y romanos y se le atribuye a Plinio el Viejo, la descripción del mismo. 

Pero estas “ceras” primitivas no tenían una consistencia sólida, por lo que no se podían usar de la misma forma que las usamos hoy. 

Los lápices de cera tal y como los conocemos hoy en día, se originaron en Europa; donde los primeros crayones cilíndricos se hacían con carbón y aceite.  

CÓMO SE HACEN LOS CRAYONES

Hoy en día, se usa parafina como aglutinante, principalmente porque no es tóxica y además es barata y fácil de fundir; pero también se le suelen añadir otro tipo de ceras en la mezcla.

En primer lugar, la cera se derrite a unos 60ºC. Una vez que está en estado líquido, se le añade un polvo que sirve para dar consistencia y aumentar el tamaño de la crayola. Sería como una especie de levadura para ceras. 

cómo se hacen los crayones

En este punto también se le añaden varios productos químicos que evitan que la cera se quede pegada al fondo del barril donde hacemos la mezcla. Una vez que está bien mezclado, se le añade el pigmento del color deseado y se mezcla todo durante una hora.

cómo se hacen los crayones

Una vez que la fase de mezcla ha terminado, se inyecta el líquido en unos moldes cilíndricos que darán la forma final a la cera. Estos moldes son cubiertos con agua fría que ayuda a solidificar y enfriar la cera en tan sólo un minuto.

como hacer crayones caseros

Dependiendo del tipo de aglutinante, tendremos distintos tipos de ceras. Por ejemplo, cuando utilizamos un aglutinante seco, tendremos como resultado un crayón pastel que se parece a la tiza; mientras que si usamos un aglutinante aceitoso, tendremos pasteles al óleo, que son más suaves y cremosos.

Por otro lado, también podemos conseguir crayones acuarelables, cuyo aglutinante es soluble en agua.

CÓMO HACER CRAYONES CASEROS 

Sin complicarnos tanto, podemos hacer crayones caseros de una forma mucho más simple y con materiales que tenemos a mano.

Las razones para hacer nuestras propias ceras caseras son varias, pero a parte de que es divertido, podemos hacer nuestros propios colores. También podemos experimentar con diferentes materiales y pigmentos para crear texturas y acabados únicos.

Voy a presentar varios materiales para que puedes escoger los que más te convengan. Pero el proceso de fabricación es el mismo independientemente de los que uses.

Este proceso, yo lo he dividido en 4 partes:

  • Escoger nuestros pigmentos
  • Escoger nuestro aglutinante
  • Escoger nuestro molde
  • El proceso de fabricación

1. ESCOGER NUESTROS PIGMENTOS

En primer lugar, necesitaremos pigmentos para dar color a nuestros crayones. Hay muchas opciones y puedes usar infinidad de materiales como pigmentos para ceras.

Lo mejor de utilizar tus propios pigmentos, es que puedes mezclar diferentes colores para crear tus propios tonos.​ Aquí te dejo varias ideas:

1. Usar pinturas viejas o rotas.  Desde lápices, óleos, acuarelas, etc… Cualquier tipo de pintura puede ser nuestro pigmento. Incluso productos de maquillaje como polvos o pintalabios. También puedes reciclar crayones viejos y mezclarlos con otros pigmentos. Sólo tienes que asegurarte de moler tus pigmentos hasta que se conviertan en un polvo fino.

2. Colorantes alimenticios y especias. Puedes comprar colorantes alimenticios de esos que se usan para decorar postres o especias varias. Por ejemplo, puedes usar pimentón para el color rojo, cúrcuma o curry para el amarillo, etc… simplemente busca en tu cocina los productos con colores interesantes o vete al supermercado a echar un vistazo.

3. Pigmentos artísticos. Si quieres hacerlo un poco más profesional, siempre puedes comprar pigmentos especiales para este tipo de tareas. No son muy caros. Dependiendo de la calidad que busques, puedes encontrar pigmentos baratos que te servirán perfectamente.

2. ESCOGER NUESTRO AGLUTINANTE

Como vimos anteriormente, el aglutinante es necesario para mantener el pigmento unido y hacer nuestros crayones sólidos y consistentes. Al igual que con los pigmentos, tenemos muchas opciones a la hora de elegir un aglutinante.

1.  Jabón de glicerina transparente. Éste es el jabón ideal para las ceras, pero en caso de urgencia, puedes usar un jabón sólido de baño normal. El resultado no será igual del todo, pero tendrás crayones con buen olor, jaja.

2. Cera de carnaúba. Si vamos a hacer unas ceras para bebés o niños muy pequeños y tenemos miedo de que se las coman, podemos usar materiales comestibles como la cera de carnaúba.

Esta cera es la usada para cubrir verduras y fruta, con la finalidad darles brillo y ayudar a su conservación. Por su consistencia y propiedades, podemos usarla como aglutinante para nuestros  crayones caseros.

Podemos usarla sóla, aunque lo ideal es hacer una mezcla de 90% cera y 10% de un material graso como sebo, manteca o aceite.

3. Cera de abeja. Lo ideal es añadir un poco de cera de abeja a los dos ingredientes anteriores, pero también lo puedes hacer solamente usando este ingrediente.

Prueba haciendo mezclas con estos distintos aglutinantes o prueba nuevas substancias de similar consistencia. La única regla es la experimentación.

3. ESCOGER NUESTRO MOLDE

Hay varias formas de conseguir que nuestras ceras tengan la forma que nos guste. Aquí te dejo unas cuantas ideas.

1. Pajas de plástico o papotes.Si usas de las gruesas, el resultado será similar al de unos crayones comerciales.

2. Moldes de silicona para cubitos helados. Hay unos moldes para cubitos de hielo que tienen forma cilíndrica y son perfectos para hacer crayones con esta forma.

3. Crea tus propios moldes. También puedes crear tus propios moldes de plástico. Puedes conseguir una tira de plástico de una botella o de un vaso desechable y enrollarlo a modo de pajita hasta que tenga el grosor que te guste.

4. EL PROCESO DE FABRICACIÓN

Los materiales que necesitarás tener a mano son los siguientes:

  • vasos de plastico o papel
  • cacerola o recipiente para microondas
  • pigmentos
  • aglutinante
  • cuchara o palo para remover
  • molde para los crayones

Los pasos son muy sencillos y simplemente tenemos que derretir el aglutinante y luego añadir los pigmentos.

1.En primer lugar pon el pigmento en los vasos. Utilizaremos unos 3gr de pigmento (una cucharadita) para cada crayón. Pero puedes variar esta cantidad en caso de que los quieras más o menos saturados.

Si vas a hacer 10 colores distintos, necesitarás 10 vasos distintos para tener cada color separado y no ensuciarlos.

2. En segundo lugar, coge tu aglutinante y derrítelo en una cacerola o en el microondas. Para calcular la cantidad de aglutinante que tienes que usar, piensa que cada crayón necesita unos 10 gr (una cucharada sopera). De forma que si vas a hacer 10 crayones, tendrías que hacer 100 gr de aglutinante.

Utiliza el aglutinante que tengas más a mano. Si lo quieres hacer sólo con jabón, o sólo con cera de abeja, no hay ningún problema. Sólo tienes que derretirlos y seguir el proceso.

Si lo haces sólo con cera de carnaúba, es posible que te queden unas ceras un poco duras, así que yo te recomiendo que les eches un 90% de cera y un 10% de cera de abeja o aceite de oliva, para que sean más cremosas.

No te preocupes en exceso por las cantidades exactas.  No hay un número exacto de gramos que funcione de manera universal. Así que hazlo a ojo.

Lo único que te recomiendo es que no lo derritas todo a la vez. Primero pon unos 10 gr. de aglutinante en la cacerola y derrítelo.

3. Cuando tu aglutinante esté bien líquido, viértelo en el vaso que tiene el pigmento y mézclalo bien. Una vez que está bien mezclado, vierte la mezcla en el molde.

Ten en cuenta que este tipo de ceras tienden a secarse rápido, así que tienes que trabajar con cierta velocidad, para que la mezcla no se solidifique en el vaso.

4. Por último espera un rato a que la mezcla se solidifique y se enfríe. Puedes sumergirlos en agua fría para que se endurezcan más rápido, pero cuida de que estén bien protegidos para que no entren en contacto con el agua.

TRUCOS ADICIONALES

Te dejo unas ideas adicionales que harán tus crayones más especiales:

1.Puedes usar pigmentos metálicos para hacer unas ceras bien chulas.

2.También puedes encontrar pigmentos fluorescentes que te darán como resultado unas ceras que brillan en la oscuridad.

3.Puedes añadir purpurina para hacerlos brillar

4.Otro truco muy interesante, consiste en añadir aceites esenciales a la mezcla. Además de dar color, harán que tus ceras huelan bien.

Si estas [email protected] en este medio artístico, te recomiendo que veas el artículo de 10 Técnicas para Pintar con Crayones o Ceras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *