Cómo ser un buen ilustrador. 7 consejos para ilustradores

ilustraciologyConceptos, Ilustración1 Comment

como ser un buen ilustrador

La cosa está clara. Para ser un buen ilustrador tienes que PRACTICAR mucho. Al igual que pasa con cualquier otra disciplina, la ilustración se desarrolla con horas de dedicación que te permitirán desarrollar técnicas y un estilo propio.

En este artículo no me voy a centrar en técnicas concretas del oficio, si no que voy a nombrar los puntos más importantes que debes tener en cuenta, si quieres convertirte en un buen ilustrador. Si tienes presentes estos consejos y los llevas a la práctica, te aseguro que irás un paso por delante de la mayoría.

1. CONÓCETE A TI MISMO. ¿QUÉ TIPO DE ILUSTRACIONES QUIERES HACER?

como ser un buen ilustrador

Un motivo por el que muchos ilustradores se atascan, es porque no saben lo que quieren ni se marcan objetivos concretos.

En este apartado me gustaría hacer una distinción entre los ilustradores noveles y los que buscan mejorar.

Para aquellos que todavía no son ilustradores y no saben muy bien por donde empezar:

Hay muchos tipos distintos de ilustración y no es lo mismo ser un profesional de la ilustración infantil, que ser un ilustrador botánico. Por eso es imprescindible que seas específico, sobre todo al principio.

Una vez que tengas éxito en una rama de la ilustración, puedes seguir expandiendo tus habilidades hacia otras ramas. Pero si estás empezando y tu prioridad principal es conseguir un trabajo, céntrate en una de las opciones y haz el mejor portafolio que puedas.

Para aquellos ilustradores más avanzados que quieren crecer profesionalmente:

Supongamos que ya te sientes cómodo trabajando en un tipo determinado de ilustración. Puede ser que incluso tengas un estilo definido y hayas conseguido algún cliente.

Si estás estancado en este punto, te aconsejo que respondas a las siguientes preguntas:

  • ¿Qué hace que mis ilustraciones se diferencien del resto?
  • ¿A qué mercado van dirigidas mis ilustraciones?
  • ¿Quiénes son mis competidores y cómo puedo superarlos?
  • ¿Dónde puedo encontrar posibles clientes?

Profundizaré sobre este último punto, en un artículo especial de consejos para ilustradores.

2. HAZ TU PORTFOLIO O MEJORA EL QUE YA TIENES

como ser un buen ilustrador

Los grandes ilustradores están constantemente actualizando su portfolio. Si tú todavía no tienes uno, deberías empezar por aquí. No puedes pretender que nadie te contrate, si no puedes enseñar tu trabajo de una forma profesional.

En este artículo no voy a profundizar demasiado sobre cómo hacer un portfolio, ya que es un tema que merece un post individual; pero sí que voy a tocar algunos puntos básicos que te darán una idea de cómo hacer un portafolio y mejorar tu presencia ante posibles clientes.

No hay duda de que hoy en día, es imprescindible estar presente en Internet. Tener tus ilustraciones en formato físico es recomendable y puede ser necesario dependiendo del caso, pero un portfolio online es la base para conseguir clientes.

Para promocionarte online, puedes hacerte un blog, un perfil en distintas redes sociales, utilizar servicios de portfolios online (como Behance, Dribbble, etc..) o una combinación de todos estos. Las opciones son muchas, pero lo importante es tener trabajos que enseñar. Así que te expongo una serie de puntos a tener en cuenta cuando empieces a trabajar tu portfolio:

1. LA EXTENSIÓN

Quizás te agobie la idea de hacer un portafolio y te asalten un montón de dudas. ¿cuántas páginas debe tener?¿Qué trabajos debo incluir?, etc…

Piensa que un portfolio no tiene por qué ser muy extenso. Los directores creativos están aburridos de pasar páginas, así que es mejor tener una pocas ilustraciones con muy buena calidad, que un montón de trabajos del montón. Es más, si estás comenzando, te recomiendo que hagas un portafolio con sólo 10 ilustraciones. Haz que sean las mejores 10 ilustraciones que puedes hacer en este momento, y verás como son más que suficientes para conseguirte un trabajo.

2. CONTRÁTATE A TI MISMO

Ponte en el lugar de un director creativo y trabaja con un brief. Puedes buscar ejemplos de briefs o hacerte uno propio. La ventaja de hacer esto, es que te permitirá adquirir experiencia para cuando tengas que enfrentarte a clientes reales, a la vez que consigues trabajos para tu portfolio.

3. BUSCA INSPIRACIÓN ENTRE TUS ARTISTAS FAVORITOS

Si todavía no sabes por dónde empezar con tus ilustraciones, simplemente selecciona unos cuantos portfolios que te inspiren.  Piensa en por qué te gustan esos trabajos y qué puedes hacer tú para desarrollar algo similar.

Voy a dejarlo aquí y saltar al siguiente punto que está muy relacionado con éste.

3. PARTICIPA EN COMPETICIONES, EXHIBICIONES O EVENTOS DE ILUSTRACIÓN

como ser ilustrador

Además de que estarás creando material en potencia para tu portfolio, te darás a conocer.

No puedo exponer con suficiente énfasis, lo importante que es el networking (socializar y establecer contactos). Si no tienes la posibilidad de acudir a convenciones o eventos, siempre puedes unirte a grupos en las redes sociales, o a comunidades online como DeviantArt.

Tienes retos online como el Inktober, que además de ser una excusa estupenda para practicar nuevas técnicas, te dan la posibilidad de hacer un montón de contactos y exponerte ante posibles clientes.

Aunque hay gente que no recomienda participar en concursos, yo creo que hay excepciones. Si se trata de un certamen para diseñar el cartel de las fiestas de tu pueblo, tengo mis dudas acerca de su utilidad. ​

Si se trata de un concurso de gran exposición, considero que es bueno que participes. En caso de que ganes, los beneficios son obvios, y aunque no ganes, estarás haciéndote publicidad gratis. Puede que no lo sepas, pero muchos clientes buscan a ilustradores entre todos los participantes de concursos. Además te pueden contactar revistas y otros medios especializados que hayan visto tu entrada.

4. DOMINA LAS TÉCNICAS BÁSICAS

consejos para ilustradores

No empieces la casa por el tejado. Mucha gente pretende conseguir un estilo propio sin ni siquiera saber qué medio o técnica usar.

Primero tienes que adquirir una base sólida con varias técnicas para saber qué es lo que se te da bien y lo que no. Aunque verás artistas que se especializan y trabajan con un sólo medio, te puedo asegurar que han llegado al punto donde se encuentran, tras haber trabajado con otras técnicas. 

Si no pruebas diferentes medios y formas de trabajar, nunca conocerás ni tus límites, ni tus puntos fuertes

Y te digo ésto desde la experiencia. Siempre había tenido miedo de trabajar con acuarelas y evitaba trabajar con ellas porque me parecían muy difíciles de manejar. Como sucedía en mi caso, normalmente este rechazo a una técnica concreta se da por dos motivos:

  • La falta de información.  Yo no sabía cómo pintar con acuarela porque nunca había estudiado previamente. Hoy en día es mucho más fácil gracias a Internet. Podemos conseguir libros, ver vídeos e inclusos tomar cursos de profesionales de la técnica que queremos aprender. Estudiar la técnica es esencial, aunque sea de una forma básica, para no dar palos de ciego y frustrarse al empezar.
  • Utilizar material de mala calidad. Mi primer contacto con las acuarelas, fue con unas pastillas redondas de calidad escolar. Además, ni siquiera pintaba en papel de acuarela, si no que utilizaba folios normales de 80 gr. que se ondulan al mínimo contacto con el agua. Yo no entendía nada, no sabía como era posible que mi resultado fuera tan distinto de otras pinturas que había visto.

Por eso, te aconsejo que aprendas todo los conceptos básicos del medio que vas trabajar, antes de empezar a nada.

Quiero aclarar que en este punto no me refiero a que debas manejar todas las técnicas existentes, pero deberías al menos conocer las básicas como la acuarela, dibujo, etc…e ir ampliando a medida que puedas.

La versatilidad y capacidad de adaptación son unas características muy valoradas en un sector en el que cada día hay más competencia y además, los directores de arte cada vez más, buscan creativos que sean capaces de adaptarse a sus necesidades. Por lo tanto, no te cierres puertas y aprende nuevas técnicas.

5. TERMINA LAS ILUSTRACIONES QUE EMPIECES

Otra cosa que parece una obviedad y sin embargo es un punto en el que tropezamos todos.

Volvamos al punto 3 y supongamos que estás intentando crear una ilustración para tu portfolio. Si sigues la técnica del briefing que propongo, es posible que en el medio del proceso, las cosas no vayan tan fluidas como se supone que deberían ir.

Entonces, las dudas asaltan. ¿lo estoy haciendo bien?, ¿me he equivocado escogiendo este tema?, ¿será mejor si dejo de perder el tiempo con esto y me pongo con otra cosa?

¡NO LO DEJES A MEDIAS!

Da igual que ahora te parezca un churro. Da igual que creas que estás malgastando el tiempo. Da igual que tengas una idea mejor. Hazme caso y termina esa maldita ilustración. En muchos casos te sorprenderás de que al verla terminada, el resultado no es tan malo como te parecía cuando la tenías a medias. En otros casos, te seguirá pareciendo una caca pero te prometo que habrás aprendido muchas cosas que no sabías. 

Cuando empieces tu próxima ilustración, tendrás presentes los errores que has cometido, y te será mucho más fácil evitarlos. 

Ésta es una de esas cosas que no sabes hasta que la experimentas, y en ilustración se aprende mucho más de los errores que de los aciertos. Así que a partir de ahora, no dejes ninguna ilustración a medias.

6. EMPIEZA UN SKETCHBOOK

consejos para ilustradores

Un sketchbook es para experimentar. Aquí no tienes por qué preocuparte de hacer ilustraciones perfectas ni de terminar todo lo que empiezas.  Simplemente utilízalo para practicar, experimentar y desarrollar nuevas técnicas y formas de trabajar.

Llevar un sketchbook es de vital importancia, de ahí que todos los artistas recomienden tener uno.

Es importante que seas constante y le dediques una parte de tu tiempo de manera regular. De esta forma, desarrollarás hábitos de trabajo y estarás constantemente mejorando. 

7. RODÉATE DE OTROS ILUSTRADORES

consejos para ilustradores

Dime con quién andas y te diré quién eres. Este refrán nunca había sido tan verdadero como en este caso.

No te voy a decir que no puedas ser un ilustrador si no tienes contacto con otros ilustradores, pero te digo que es un 50% más fácil conseguir, si te rodeas de la gente adecuada.

Lo ideal es que sean personas con las que puedas quedar físicamente, pero si por cualquier razón esto es imposible para ti, siempre te quedará internet.

Yo te recomiendo que te apuntes a un MEETUP de ilustración en tu ciudad. Ha sido una de las mejores decisiones que he tomado para mejorar como ilustrador.

Al estar en contacto con otros artistas, estarás motivado todo el tiempo a seguir trabajando y a mejorar. Por el contrario, si tu círculo social tiene otro tipo de inquietudes, es muy probable que acabes abandonando la ilustración para dedicarte a otras cosas. Así que piensa muy bien con qué tipo de personas compartes tu tiempo, porque a la larga puede marcar la diferencia entre vivir la vida que quieres tú o vivir la vida de otros.

SI TIENES ALGUNA IDEA MÁS QUE TE HAYA SERVIDO PARA MEJORAR COMO ILUSTRADOR, DÉJALO EN LOS COMENTARIOS Y HAGAMOS QUE ESTE ARTÍCULO SE CONVIERTA EN UN RECURSO ÚTIL PARA TODA LA COMUNIDAD.

One Comment on “Cómo ser un buen ilustrador. 7 consejos para ilustradores”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *