Cómo Superar Un Bloqueo Artístico O Creativo

ilustraciologyAcrilico, Acuarela, Collage, Crayones o ceras, Dibujo, Ilustración, Ilustración editorial y general, Lápices de colores, Rotuladores y Markers, Técnicas Artísticas, Tinta3 Comments

como superar un bloqueo artístico o creativo 1

Cuando nos obsesionamos con hacer un trabajo perfecto, a veces sufrimos lo que se conoce como un bloqueo artístico o bloqueo creativo.

La clave para salir de este estado de bloqueo consiste en olvidarse del resultado y centrarse en el proceso.

Aunque esto puede que no tenga mucho sentido ahora mismo, lo entenderás si sigues leyendo el artículo.

Tu objetivo es entrar en un estado mental en el que disfrutes del proceso de dibujar y pintar y evites agobiarte pensando en la obra final.

A continuación te propongo una serie de ejercicios que te servirán como punto de partida para entender este concepto.

Al hacer estos ejercicios, puede ser que encuentres accidentes interesantes o que incluso descubras un estilo definitivo. Puede ser que consigas una ilustración acabada con un resultado fantástico o puede ser que te salga una caca.

Sea como sea, concéntrate en lo que estás haciendo mientras haces estos ejercicios y ten como objetivo disfrutar el proceso de creación. De esta forma será imposible sentirse frustrado.

Este artículo está basado en un curso de Adolfo Serra que hice hace unos días y me parece una pasada. Algunas de estas técnicas ya las conocía y las había utilizado con anterioridad, pero el curso tiene muchos más apartados y te recomiendo que le eches un vistazo.

Materiales

Como ya he dicho en la pequeña introducción de este artículo, la experimentación es una de las claves para superar el bloqueo creativo, por eso es recomendable utilizar materiales que te saquen fuera de tu zona de confort.

En mi opinión, deberías experimentar con todos los materiales que te sea posible. Por ejemplo, si sueles pintar con acuarelas, prueba añadir lápices de colores, gouache o acrílico y ver qué sucede.

A la hora de realizar los siguientes ejercicios, ten todos tus materiales a mano y listos para ser usados. Durante el proceso, déjate llevar por tus instintos y utiliza todos los que puedas. Mézclalos entre ellos y déjate sorprender por los resultados.

También es recomendable que utilices un cuaderno para realizar estos ejercicios. De esta forma podrás llevar una especie de diario de las técnicas que usas y tener tus ideas organizadas para cuando necesites echar mano de ellas. Cuando no sepas cómo abordar un proyecto profesional, podrás echar mano de tus cuadernos de experimentación y tendrás cientos de ideas para usar.

En el siguiente enlace puedes ver todo lo que necesitas saber para elegir un cuaderno de dibujo.

La elección del motivo

Antes de empezar a dibujar, debemos tener claro lo que vamos a dibujar.

Puede ser un animal, una planta, una persona, un paisaje, etc… lo que más te apetezca. La elección del motivo es importante y debes pintar algo que te guste.

No pienses en lo que está de moda hacer o en lo que necesitas para tu portfolio. Este es un momento para dejarnos llevar y disfrutar, así que el elemento a representar debería entusiasmarte y motivarte a hacer los ejercicios.

Yo he elegido un cuervo, porque me gustan estos bichos.

1. Dibujar de memoria

El primer ejercicio es el más básico y el más libre de todos.

Ya lo había recomendado con anterioridad en el artículo Cómo encontrar tu estilo de dibujo en 5 pasos y me parece uno de los mejores métodos para encontrar un estilo propio.

Simplemente se trata de dibujar nuestro motivo sin pensarlo demasiado y sin referencias. Simplemente usamos nuestra memoria.

La corrección anatómica no es el objetivo del ejercicio, ni tampoco lo es el dominio del color o la composición. Tan sólo tienes que experimentar con estos elementos y tratar de representar el elemento lo mejor que puedas.

Tinta china, acuarelas, rotuladores, ceras,… recuerda usar diferentes técnicas y medios.

Como ves, a mi me han salido cuervos de todo tipo. Algunos con el pico más largo, otros más gordos y otros más estirados. Jugando con esta técnica puede que encuentres la forma perfecta para un personaje que necesites crear.

2. Dibujar a dos manos

Para este ejercicio, existen muchas posibilidades. Puedes sostener un lápiz en cada mano, un pincel en una mano y un bolígrafo en la otra, un lápiz acuarelable en una mano y un pincel húmedo en la otra, etc… debes experimentar con todas las combinaciones que se te ocurran.

Se trata de representar el motivo al igual que en el ejercicio anterior, pero utilizando las dos manos al mismo tiempo.

Este ejercicio es más extremo que el anterior, ya que al estar pintando con dos manos al mismo tiempo, nuestro cerebro se vuelve un poco loco y tenemos mucho menos control sobre el resultado final. Recuerda que éste no es el momento de intentar hacer un dibujo perfecto, así que deja de pensar en el resultado y céntrate en lo que está pasando en el presente.

Partir de formas geométricas

En este punto, trataremos de representar nuestro elemento partiendo de figuras geométricas.

Puedes utilizar un papel cuadriculado para sentar las bases del dibujo o hacerlo directamente de memoria.

No es necesario que todo tu dibujo esté compuesto de formas geométricas y líneas rectas. Simplemente utilízalas como punto de partida y luego puedes ir incorporando todo tipo de formas y trazos a medida que el dibujo vaya avanzando.

Este ejercicio necesitaba un poco más de trabajo por mi parte y le vendría bien usar más colores. Pero he encontrado formas interesantes que me sirven como punto de partida.

El color imposible

Se trata de pintar nuestro elemento con un color muy distinto al que le corresponde por naturaleza. Por ejemplo, podemos pintar un mar de color rojo o un árbol de color dorado.

Este ejercicio nos puede ser de muy útil a nivel conceptual y puede servirnos como base para generar ideas para cuentos o historias.

Al representar nuestro elemento con un color tan «raro» inmediatamente nuestra cabeza se llena de ideas sobre la naturaleza del mismo.

Siguiendo con los ejemplos de arriba, podríamos empezar a especular que quizás el mar es rojo porque en vez de agua, está lleno de sangre. Quizás el árbol es dorado porque en vez de madera y manzanas, produce lingotes de oro.

La mancha

En este ejercicio vamos a partir de una mancha como base para dibujar nuestro elemento.

El proceso es muy simple. Tan sólo tenemos que pintar una forma aleatoria en el papel de modo que nos quede una mancha amorfa. Luego, tenemos que intentar «ver» cada una de las partes de nuestro motivo en esa mancha.

El partir de manchas aleatorias es un recurso muy útil que puede ayudarnos a cambiar totalmente las proporciones y las formas de un motivo, de maneras que nunca se nos habrían ocurrido.

Yo he tenido «la suerte» de darle un manotazo al cacharro de la tinta china y el escritorio me quedó hecho un cristo.

Después de intentar recuperar toda la tinta posible sin mucho éxito, decidí aprovechar el accidente para realizar este ejercicio. Con un poco de agua y un pincel esparcí la tinta por la mesa y puse el papel por encima para conseguir una especie de estampado.

Luego, me puse a buscar cuervos entre las manchas.

Hubiese quedado mejor si el papel tuviese más espacio en blanco y más separación entre las manchas, pero bueno… me ha servido como experimento y de eso se trata.

3 Comments on “Cómo Superar Un Bloqueo Artístico O Creativo”

  1. muchas gracias, la verdad que muchas veces me paso esto del bloqueo artistico (al ser alguien que se empezara a dedicar a esto)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *