Las diferencias entre acuarela y témpera o gouache

ilustraciologyAcuarela, Gouache, Técnicas Artísticas2 Comments

diferencias entre acuarela y tempera

Podemos decir que estas dos técnicas artísticas son primas-hermanas, ya que tienen muchos puntos en común. Pero las diferencias entre acuarela y témpera o gouache, son varias e incluyen los siguientes puntos:

  • Composición
  • Formato
  • Opacidad
  • Forma de aplicación y técnica
  • Finalidad
  • Acabado final

Primero me gustaría aclarar, para aquellos que todavía no lo sepan, que témpera y gouache son lo mismo y a lo largo del artículo utilizo ambos términos indistintamente.


COMPOSICIÓN

Tanto el gouache como la acuarela están compuestos de forma similar. Ambos utilizan pigmentos, goma arábiga y otros aditivos como glicerina o miel. Por lo tanto, ambos son solubles en agua.

Pero para la creación de la acuarela, se utiliza un pigmento muy fino, mientras que para fabricar el gouache, el pigmento es molido en partículas de mayor tamaño. El tamaño de las partículas es lo que hace variar la opacidad y la consistencia del producto final.

Al ser más pequeñas las partículas de la acuarela, hacen que este medio sea más transparente. De igual manera, al ser menos pesadas, evita que se produzcan efectos de granulado y se distribuyen de forma más uniforme.

Los partículas más pesadas como las del gouache, tienden a estancarse en las protuberancias del papel. 

Muchas témperas utilizan aditivos como tiza y dióxido de titanio (con el que se hace la pintura blanco de titanio) para hacerlas más opacas. Así que, siempre puedes mezclar tus témperas con blanco de titanio para hacerlas más opacas. Incluso puedes mezclarlo con tus acuarelas con el mismo fin.

Otro aspecto del gouache es que incluso una vez seco del todo, se reactiva fácilmente con agua. Esto quiere decir que si no hemos terminado una pintura, simplemente podemos humedecerla un poco e inmediatamente continuar pintando como si no hubiera pasado el tiempo.

 Esto es más difícil de conseguir con la acuarela,  ya que la finura de las partículas de pigmento, hacen que éstas se adhieran al papel con mayor fuerza. 

Por último, destacar que el olor de la acuarela es prácticamente imperceptible; mientras que las témperas tienen un olor más fuerte.

FORMATO

Podemos comprar acuarela en una gran cantidad de formatos como pastillas, tubos, lápices, ceras, etc… dependiendo de nuestras preferencias.

Por el contrario, las témperas vienen siempre en tubos o botes. No encontraremos témpera en estado sólido. Aunque si alguna vez se secan nuestras témperas, siempre podemos echarles agua para activarlas, pero son más difíciles de disolver que las acuarelas; por lo que el estado sólido no el óptimo para conservarlas y distribuirlas.

OPACIDAD

La acuarelas son un medio con mucha transparencia. Esto quiere decir, que cuando las aplicamos sobre el papel, no lo cubren del todo y podemos ver su superficie a través del color. En cambio, el gouache es un medio opaco, que cubre totalmente la superficie de la aplicación. 

Esto nos permite trabajar con gouache en distintos soportes además del papel, como serían tablillas, cartón e incluso lienzo. En cambio, la acuarela sólo podemos trabajarla con un papel especial para ese medio.

Un punto en común que tienen tanto la acuarela como la témpera, es que ambos utilizan el agua como disolvente. Si echamos más cantidad de agua en las acuarelas, conseguiremos que los colores sean más tenues, mientras que si aplicamos menos cantidad, los colores son más intensos.

Con las témperas, la principal diferencia consiste en que si utilizamos mucha cantidad de agua para disolverlas, éstas pierden la opacidad y se comportan de forma parecida a la acuarela.

FORMA DE APLICACIÓN Y TÉCNICA

La técnica de la acuarela se basa en la superposición de capas transparentes. Para conseguir colores más opacos o intensos, aplicaremos más capas. Por el contrario, con el gouache simplemente tenemos que aplicar una capa para conseguir el tono deseado y cubrir la superficie con el mismo.

En la acuarela no utilizamos blanco, por lo tanto, tenemos que ser muy cuidadosos a la hora de pintar zonas con brillos y debemos de planificar con antelación las partes más claras. Al ser un medio transparente, damos menos pintura sobre las zonas más claras, y utilizamos el blanco del papel como el tono más claro de nuestra pintura.

Si nuestra ilustración tiene brillos completamente blancos, dejaremos esa zona totalmente sin pintar, de forma que podamos aprovechar la totalidad del blanco del papel.

Por este motivo, en la acuarela se suele trabajar de claro a oscuro, ya que una vez que hemos aplicado un color oscuro, ya no podemos aclararlo. Los colores se pueden mezclar y superponer en distintas capas, pero un color claro no puede cubrir a otro más oscuro.

En el gouache sí utilizamos blanco, y por lo tanto no tenemos que preocuparnos tanto en este aspecto. Podemos primero utilizar un color base para nuestro motivo y luego añadir por encima brillos o tonos más claros con una mayor cantidad de blanco. También nos permite cubrir rápidamente grandes superficies y luego añadir por encima pequeños detalles en tonos más claros.

Las acuarelas se pueden aplicar utilizando muchas técnicas diferentes dependiendo de la cantidad de agua que tenga el pincel o el papel. En este artículo explico paso a paso como usar las técnicas básicas.

El gouache, no tiene tanta variedad de aplicaciones y casi siempre lo utilizaremos de una forma similar a la que pintamos con otros medios opacos como el acrílico o con óleo.

La acuarela permite mezclar los colores muy fácilmente y hacer todo tipo de degradados. Cuando añadimos una mayor cantidad de agua, los colores fluyen por el papel de forma incontrolada, lo que genera efectos muy interesantes.

El gouache, por el contrario, es un medio que seca muy rápido. Esto dificulta mucho la mezcla de colores y los degradados. De hecho, éste ha sido el principal motivo por el que no me gustaba usar esta técnica y por la que muchos artistas lo consideran un medio difícil de usar. El gouache es posiblemente el medio con el que más cuesta hacer degradados de colores.

FINALIDAD

Aunque no es una verdad universal, podemos ver que hay una gran cantidad de ilustradores usando gouache, mientras que la acuarela es un medio más usado por otro tipo de artistas tradicionales.

Por supuesto que esto es una generalización y vemos a menudo lo contrario. Pero por ejemplo, artistas de estudios como Disney, utilizan el gouache extensivamente, incluso en mayor medida que la acuarela. Esto puede deberse a que el gouache se seca muy rápidamente y permite trabajar a mayor velocidad.

Además se puede aplicar sobre un mayor número de superficies, mientras que con la acuarela siempre tendremos que usar papel especial para este fin. Todo esto sin contar con que la acuarela es un poco más difícil de controlar.

Aunque dejando de lado las cuestiones técnicas, he de reconocer que me encanta la estética de una ilustración con gouache y supongo que a muchos ilustradores simplemente les sucede lo mismo.

ACABADO FINAL

El acabado final de la acuarela es mucho más vivo e intenso que el del gouache, que resulta mucho más apagado.

Una vez seca la acuarela, los colores no suelen perder intensidad ni contraste, ocurriendo lo contrario en muchas ocasiones. Con el gouache sucede lo opuesto. Una vez seco, los colores pierden intensidad y los tonos se igualan perdiendo contraste. Los negros se vuelven más claros y los blancos se vuelven más oscuros.

Aunque depende de la técnica que usemos, con la acuarela podemos conseguir un acabado final muy suave, con perfectos degradados y sin dejar ninguna marca del pincel. Ésto es un poco más difícil de conseguir con las témperas, que siempre nos dejarán intuir alguna que otra pincelada, si pintamos con capas muy gruesas.

Pero al ser ambos medios tan versátiles, siempre podemos utilizar el pincel con muy poca agua para marcar las pinceladas y crear texturas; al igual que podemos utilizar mucha agua con las témperas para crear resultados suaves similares a la acuarela.


En resumen, aunque tanto la acuarela como el gouache son muy similares en ciertos aspectos, tienen sus propias características que los diferencian y los hacen más adecuados para determinados tipos de trabajos. Por otro lado, al ser tan versátiles, podemos conseguir resultados muy variados y sorprendentes.

La experimentación es una parte muy importante para llegar a conocer estos dos medios y sus límites; y no hay reglas fijas sobre cómo deben ser usados. Así que están en tus manos el desarrollar todo el potencial de estas dos técnicas.

2 Comments on “Las diferencias entre acuarela y témpera o gouache”

  1. Manos a la obra pues a desarrollar nuestros dotes artísticos sin limites .
    Gracias por la explicación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *