Qué Es La Ilustración Infantil. Definición Y Características

Ya hemos visto en otros artículos como este, que existen muchos tipos diferentes de ilustración. Cada uno de ellos tiene una finalidad distinta y hay especialistas que enfocan su carrera en uno o varios de estos campos.

La ilustración infantil es uno de mis campos favoritos dentro de la ilustración, y en este post voy a exponer las características que la hacen especial y la diferencian del resto de disciplinas.

Para empezar, la ilustración infantil se puede definir como aquella rama de la ilustración especializada en la creación de imágenes dirigidas a un público infantil.

Uno de los principales productos en los que se utiliza esta disciplina es la ilustración de libros infantiles, y en ocasiones se denomina como la actividad específica de ilustrar libros para niños.

Pero no se limita a esto. La ilustración infantil puede ser usada en contenidos audiovisuales y productos comerciales.

El artículo está organizado en los siguientes apartados:

  • Un poco de historia de la ilustración infantil
    • Los primeros grandes ilustradores infantiles
  • Características de la ilustración infantil
    • El contenido apropiado para la ilustración infantil
    • Métodos y técnicas de la ilustración infantil
    • Objetivos de la ilustración infantil
  • Cómo ser ilustrador infantil

UN POCO DE HISTORIA DE LA ILUSTRACIÓN INFANTIL

Los orígenes del libro ilustrado son inciertos. Aunque existen fragmentos ilustrados de obras griegas y romanas, consideramos que los manuscritos medievales son el origen de este arte.

Aunque Salisbury dice en su libro “Ilustración de libros infantiles” que el primer intento de libro ilustrado es “Kunst und Lehrbüchlein” (publicado en el año 1580) .

En esta época, se utilizaba la madera como medio de impresión y las ilustraciones a color únicamente se podían conseguir pintándolas a mano. Por lo tanto, podemos imaginarnos el coste de ilustrar un libro entero.

La aparición de la litografía en el s. XIX, permite la posibilidad de imprimir ilustraciones a color con buena calidad y como resultado, la ilustración de libros empieza a cobrar fuerza.

La época que comprende el último cuarto del s. XIX y el principio del s.XX es conocida como la época dorada de la ilustración, por estas 3 razones:

  • El desarrollo de nuevas tecnologías en la imprenta
  • Una nueva forma de ver a la infancia y cambio de actitud frente a los niños y sus capacidades intelectuales
  • La aparición de grandes ilustradores como Walter Crane, Kate Greenaway y Randolph Caldecott

Los primeros grandes ilustradores infantiles

Las ilustraciones en los libros infantiles se limitaban a realzar o explicar el texto, pero a finales del siglo XIX, autores como Walter Crane, Kate Greenaway y Randolph Caldecott, aportaron una nueva dimensión a la ilustración.

Crearon libros ilustrados en los que el texto y la imagen tenían el mismo valor y se complementaban.

Randolph Caldecott es considerado como el padre del libro ilustrado actual y fue el primero en explorar y experimentar con la relación entre texto e imagen. Sus ilustraciones complementaban el texto y no se limitaban a únicamente copiar lo que se decía en él.

Edward Lear, que con su libro “Book of Nonsense” estableció las bases de este tipo de ilustración, que todavía sigue siendo imitado a día de hoy.

John Tenniel, el ilustrador del clásico “Alicia en el País de las maravillas” de Lewis Carroll.

En 1931, se publica la primera historia de Babar el elefante, creado por 
Jean de Brunhoff. Por entonces, los libros ilustrados empiezan a cambiar. Aumentan de tamaño, con ilustraciones a página completa y un texto simple adaptado para los niños. 

En 1941 Hans Reyersbach y Margret Waldstein crean a «Curious George» y tras su publicación, se convierte en uno de los personajes más famosos de América. 

Finalmente, en 1963 se publica uno de los libros ilustrados más reconocidos hoy en día y posiblemente el más importante. “Donde viven los monstruos” de Maurice Sendak.

En el tiempo de su publicación, supuso una revolución, tanto por la forma como por su temática. Por primera vez se trataban sentimientos como la ira, el odio, la tristeza, etc… y además aparecían monstruos claramente representados, lo que posiblemente, nunca se había visto antes en un libro infantil. Los críticos opinaban que el libro asustaría a los niños.

Y lo voy a dejar aquí porque a partir de este punto, ya entraríamos en la época actual de la ilustración infantil, y éste es un tema demasiado extenso para resumirlo en este post y necesitaría un artículo (o varios) para él sólo.

Caracteristicas de la ilustración infantil

Podemos dividir las características en tres apartados

  • El contenido apropiado para la ilustración infantil
  • Métodos y técnicas de la ilustración infantil
  • Objetivos de la ilustración infantil

El contenido apropiado para la ilustración infantil

El contenido de la ilustración infantil cambia con el paso del tiempo. Lo que hace unos años era considerado como inapropiado para el público infantil, hoy en día puede ser visto como algo normal. Además, también depende de la cultura y el país en el que nos encontremos.

En general, casi todo el mundo está de acuerdo en que los niños deben ser protegidos de temas violentos y desagradables, pero hay muchos libros infantiles que tratan temas relacionados con la muerte y otras situaciones serias, que son difíciles de explicar a un niño de forma directa.

A través de los libros ilustrados, los niños son capaces de acercarse a estos temas y asimilarlos de forma natural sin que se cree en ellos ningún tipo de traumas. Es más, los expertos consideran, que los libros que tratan estos temas complicados, pueden ayudar a los niños a lidiar con emociones y situaciones difíciles y evitar futuros traumas.

Por ejemplo, hay libros que tratan la muerte como “Soy la muerte” de Elisabeth Hellando o libros que tratan la violencia doméstica como «Angry Man» de Gro Dahle.

Métodos y técnicas de la ilustración infantil

La ilustración infantil no está limitada a una serie de técnicas, y cualquiera una de ellas es igual de apropiada para hacer un buen trabajo.La única limitación es la preferencia del ilustrador.

Aunque es verdad, que ciertas técnicas son más comunes o se ven habitualmente en libros infantiles. Por ejemplo la acuarela y el gouache gozan de mucha popularidad. Pero también podemos encontrar acrílico, pastel, collage y técnicas digitales.

Quizá, el punto más relevante en este apartado, es el dibujo. Normalmente asociamos la ilustración infantil con un dibujo simple y no realista. La representación de los elementos en este tipo de ilustración pocas veces trata de imitar la realidad de una forma objetiva, y la ejecución de los mismos recuerda a las obras de pintores surrealistas como Marc Chagall.

De hecho, parece que la ilustración infantil guarda cierto parecido con la forma en la que dibujan los niños. Y tiene cierto sentido.

El objetivo del ilustrador infantil es representar la realidad de una forma que atraiga la atención del niño y lo involucre por completo en la historia que cuenta.

No tiene sentido limitarse a representar la realidad tal como la vemos, ya que puede resultar aburrido. Es más interesante deformar y desfigurar las formas para reforzar ideas y evocar emociones.

El color tiene una importancia vital y acompaña siempre la intención de la historia. Si estamos tratando temas alegres, los colores serán vivos, al contrario de si tratamos temas tristes para los que utilizaremos colores apagados.  Hay muchas formas de utilizar el color y cada artista tiene sus preferencias, pero siempre debemos tenerlo en cuenta como uno de los elementos principales.

Objetivos de la ilustración infantil

A pesar de que en el pasado no era considerada una rama muy respetada dentro del mundo de la ilustración, en años recientes, esta disciplina está ganando el reconocimiento que se merece. 

Los libros ilustrados cumplen una función muy importante en el proceso de desarrollo de los niños ya que, entre sus funciones y objetivos podemos encontrar los siguientes:

  • Explican de forma sencilla, conceptos que de otra forma, serían difíciles de entender
  • Ayudan al niño a entender el mundo y la sociedad que lo rodea
  • Enseñan a lidiar con las emociones y los problemas comunes que pueden surgir a edades tempranas
  • Presentan valores y lecciones morales que  influyen en el comportamiento del niño
  • Desarrollan la imaginación y promueven el gusto por la lectura

Como le dijo el tío Ben a Peter Parker, un gran poder conlleva una gran responsabilidad. El ilustrador infantil tiene en sus manos las herramientas para influenciar generaciones, por eso, no es de extrañar que esta disciplina cada vez tenga más éxito y reconocimiento y el nivel de los ilustradores infantiles, cada vez sea mayor.

Cómo ser ilustrador infantil

Del mismo modo que no hay un camino concreto a la hora de convertirse en artista, tampoco hay una respuesta que responda a esta pregunta de forma totalmente satisfactoria.

Hay ilustradores infantiles que estudiaron arte desde su juventud y eran grandes dibujantes tradicionales. Otros, en cambio, se habían formado en disciplinas que poco o nada tienen que ver con la ilustración o el arte y sin embargo, se convirtieron en grandes ilustradores infantiles.

La ilustración infantil, como cualquier otra disciplina artística, requiere de un buen gusto para la composición, el color y un cierto sentido artístico en general, pero no es excesivamente exigente con otras habilidades técnicas.

No necesitamos saber dibujar de forma académica, ni necesitamos pintar como los grandes maestros de la pintura. Aunque estas habilidades pueden ayudarnos en la tarea, también pueden limitarnos.

Si estamos  acostumbrados a representar la realidad de una forma realista a través de nuestra pintura, puede ser difícil para nosotros adaptarnos a un estilo más apropiado para el público infantil.

Me recuerda al camino seguido por Pablo Picasso, que siendo un pintor figurativo, capaz de pintar con una técnica muy buena, tuvo que desaprender todo lo aprendido hasta llegar al cubismo. En cierto sentido, el trabajo del ilustrador infantil puede ser recorrer el mismo camino que Picasso.

Es muy útil para el ilustrador que pretende dibujar para niños, tener ciertos conocimientos sobre psicología infantil. Existen numerosos cursos de ilustración infantil en el que se tratan este tipo de materias al mismo tiempo que se enseñan algunas técnicas y procedimientos usadas por otros ilustradores. Además, hay libros dedicados a este asunto que pueden ser de gran ayuda para comprender la forma en la que los niños piensan y relacionan conceptos.

Al final, se trata de conectarse con la parte más sincera e inocente de nosotros mismos. De esta forma, podremos crear ilustraciones que tengan fuerza y conecten con los niños. Hay algunas técnicas que pueden ayudarte en esta tarea.

La consistencia es clave en cualquier disciplina, y para ser un ilustrador infantil, tienes que trabajar constantemente, tratando de representar la realidad de una forma que cautive al público infantil.

La experimentación es muy importante. Trabaja en tu sketchbook y realizar ejercicios de dibujo al mismo tiempo que experimentas con nuevas técnicas. Incluso existen libros que están ilustrados con objetos reales de madera y otros materiales.

Cada historia tiene que tener su propio estilo. Aunque hay autores que utilizan el mismo estilo para todo tipo de historias, yo considero muy interesante que cada historia tenga su propio lenguaje visual.

A la hora de buscar trabajo, es probable que quieras tener un estilo reconocible. Esto permitirá que un editor te escoja para un proyecto que se parezca a lo que tu haces. No obstante, es recomendable que no te encasilles y realices proyectos personales con diferentes estilos que te saquen fuera de tu zona de confort.

Descubrirás que forzándote a diseñar e ilustrar historias de una forma diferente, mejorarás como ilustrador en todos los aspectos.

5 comentarios en «Qué Es La Ilustración Infantil. Definición Y Características»

  1. Tienes muy buen contenido, la verdad me gustaría que me dejaras usar tu nombre como mención para un trabajo de protocolo de tesis, así hacerte referencia en el trabajo.

    Responder
  2. Esta muy interesante lo que aquí expones, estoy totalmente de acuerdo con tus puntos. Yo soy concept artist para videojuegos y he trabajado para una serie de netflix, pero ahora estoy con una aplicación, desarrollada en el motor gráfico Unity, de cuentos infantiles y justamente me toca realizar el arte para uno de los cuentos. Yo soy de la misma opinión de que, sobre todo en mi rubro, uno debe ser capaz de realizar distintos estilos para los diferentes proyectos, pues no es lo mismo un call of duty, que un Rayman Legents. y a mi me gusta usar distintos estilos que encajen con la historia.

    Responder

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad