Colores complementarios y colores análogos

ilustraciologyColor, Conceptos1 Comment

colores-complementarios-colores-analogos.-portada

En este artículo vamos a ver los colores complementarios y los colores análogos según el modelo RYB; el estándar en el campo de la pintura y que asume que los colores primarios son el Rojo, el Azul y el Amarillo.

COLORES COMPLEMENTARIOS

Aunque esto es algo que no se suele enseñar, tengo que aclarar que existen 2 tipos de colores complementarios: Los complementarios opuestos y los complementarios armónicos

Complementarios opuestos

Los colores complementarios opuestos son aquellas parejas de colores que ocupan posiciones opuestas en la rueda de color. Son como el fuego y el agua, los colores más distintos entre ellos mismo y los que generan mayor contraste.

colores-primarios,-colores-secundarios-y-significado-de-los-colores--ryb-

Como podemos ver en esta rueda de color RYB, el rojo es el opuesto del verde, el violeta es el opuesto del amarillo y el naranja es el opuesto del azul

La relación entre complementarios es muy peculiar y parece estar en equilibrio. Cuando quitamos un color del espectro y mezclamos todos los colores resultantes, el resultado será el complementario de ese color.

Cualquier par de complementarios contiene el trío de primarios. por ejemplo, para conseguir el complementario del color amarillo, basta con mezclar los otros dos primarios, que en este caso son el azul y el rojo. El violeta es el complementario opuesto del amarillo.

colores-complementarios-2
El violeta y el amarillo son complementarios

La misma regla se aplica para los colores secundarios y terciarios. Todas las parejas de complementarios contienen a los tres primarios.

Para ver rápidamente cuál es el color complementario opuesto de otro, podemos buscar en la rueda de color cuál es el color que se encuentra en frente de este.

Las mezclas de los colores complementarios opuestos

Cuando se mezclan dos colores complementarios, se produce un color oscuro que baila entre el marrón y el gris. El resultado es diferente entre grupos de colores y cada par de complementarios tiene un resultado único.​

La mezcla de color verde y rojo producen un color amarronado

Cuando dos colores complementarios se sitúan uno al lado del otro en una imagen, crean el mayor contraste posible entre dos colores, lo cual genera una zona de alto contraste que hace que nuestros ojos se dirijan automáticamente hacia ese punto.

Normalmente en pintura, no queremos usar colores complementarios opuestos, ya que generan composiciones con demasiado contraste que chirrían.

Podemos usarlos en detalles o zonas concretas donde queremos destacar algo, pero para diseñar la base de una pintura es más agradable el uso de complementarios armónicos, que vamos a ver a continuación.

Complementarios armónicos

Los complementarios armónicos son parecidos a los opuestos, pero se encuentran un poco más juntos en la rueda cromática y generan menos contraste. Por eso es mucho más común ver pinturas que utilizan estas combinaciones de colores, que las anteriores.

Decíamos que cada color tiene un color complementario opuesto, pero a cambio, tiene 2 colores complementarios armónicos, como podemos ver en la rueda de color de abajo. 

Además, con el sistema de color de Fletcher (que es el que uso siempre) tenemos dos tipos de claves en las que podemos trabajar, dependiendo de la dirección en la que usemos la rueda de color.

2 claves diferentes de colores complementarios

colores complementarios armonicos
En esta rueda de color podemos ver los complementarios armónicos del color amarillo en clave cálida
En esta rueda vemos los colores complementarios armónicos del color amarillo en clave fría

Dependiendo de la dirección en la que coloquemos la «brújula» de la tríada de colores, podemos obtener una clave cálida o una fría. Como vemos en la imagen de la izquierda, los complementarios armónicos se acercan más al lado de los rojos, mientras que los de la derecha se mueven hacia el lado de los fríos. 

En clave cálida, los complementarios del amarillo son el violeta azulado y el rojo. En clave fría, son el violeta rojizo y el azul.

Ambos grupos de colores generan contrastes que complementan el color principal de forma armónica.

Las mezclas de los complementarios armónicos

A diferencia de los colores opuestos, la mezcla de los complementarios armónicos es capaz de generar grises y negros de gran riqueza, por eso los impresionistas dejaron de usar el negro en sus pinturas y usaban las mezclas de estos colores. 

Volviendo al ejemplo de arriba, si mezclas amarillo con violeta-azulado y rojo, obtendrás un tono neutro de gran riqueza y del que puedes controlar su temperatura. Si le añades más cantidad de violeta-azulado, se volverá más frío, mientras que si le añades más cantidad de rojo, se volverá más cálido. Ésta es una manera excepcional de pintar sombras y controlar su efecto.

En el mundo real, parecen observarse matices de color complementarios en la sombra de los objetos. Esta idea nos puede ser útil a la hora de pintar sombras sin tener que usar negro.

Si por ejemplo tenemos una manzana roja, podemos ver complementarios armónicos  verdes y azulados en su sombra. Esto es un recurso usado por pintores para crear sombras más luminosas y realistas.

Podemos ver numerosos ejemplos del uso de colores complementarios armónicos en los pintores impresionistas. Artistas como Van Gogh, Monet o Renoir, usaban extensivamente estas combinaciones de colores para crear obras impactantes y llamativas.

colores complementarios y colores analogos
Como vemos en esta pintura de Monet, los complementarios armónicos se realzan creando imágenes muy interesantes

A pesar de que éstas son las relaciones ortodoxas y tradicionales de los colores complementarios, cada vez más se consideran diferentes relaciones relacionadas con la psicología del color.

Por ejemplo, parece ser que existe mayor contraste entre el azul y el rojo que entre el verde y el rojo y en ocasiones son considerados complementarios. Lo mismo sucede con el verde que pasaría a ser complementario del magenta, entre otros.

Efectos ópticos de los colores complementarios

La relación entre los colores complementarios no es una cuestión teórica, si no que se demuestra empíricamente. Cuando observamos fijamente un color durante un rato y luego apartamos la mirada hacia una superficie blanca, nuestro cerebro crea el mismo espacio con su complementario.

En la imagen de abajo, prueba a mirar fijamente el punto negro de la izquierda durante 30 segundos y luego mira al de la derecha. Tu cerebro, automáticamente rellena el espacio con el color complementario.

colores-complementarios-prueba

Este truco es aprovechado a la hora de pintar, ya que podemos modificar la apariencia del color dependiendo de qué otros colores lo rodeamos. Si rodeamos un tono neutro de diferentes colores, vemos cómo éste cambia de matiz.

Fíjate en la imagen de abajo y verás como, sobre todo en los bordes del cuadrado gris, aparece un halo con el color complementario al del cuadrado de afuera. 

Como vemos en esta imagen, el matiz de los cuadrados grises no parece el mismo en cada caso.

De esta forma, a la hora de pintar, si queremos cambiar la temperatura o apariencia de un color, podemos jugar con los colores que lo rodean.

COLORES ANÁLOGOS

Los colores análogos son colores que están situados de forma contigua en la rueda de color. Normalmente son 3 aunque pueden llegar a ser 4 e incluso 5 en algunos casos. Aunque este tema sea sujeto de controversia, como desarrollo más abajo.  

Estos grupos de colores son armoniosos por naturaleza ya que reflejan ondas de luz de frecuencias similares.

Además son los más grupos más recurrentes en la naturaleza. por ejemplo, las hojas de los árboles están constantemente moviéndose entre diferentes grupos de análogos. En otoño usan análogos del naranja-amarillo, mientras que en primavera y verano se encuentran entre el verde-amarillo.

La definición tradicional de colores análogos es “un grupo de colores formado por un color principal y el resto de colores que comparten matices de este color principal”

Para recordarlo más fácilmente, imaginemos que los colores análogos son como una familia. El amarillo será pariente de todos aquellos colores que contengan algo de matiz amarillo, por muy poco que sea.

colores analogos
En esta rueda de color podemos observar una familia de 3 colores análogos con 2 niveles distintos de intensidad. Todos son análogos del amarillo, porque contienen matices de este color

Es en este punto donde las opiniones varían. Si consideramos el verde y el naranja como colores independientes, podemos decir que el amarillo sólo tiene dos colores análogos, que son el amarillo-anaranjado y el verde-amarillento. Como podemos ver en la imagen de arriba. 

Pero si consideramos que los colores análogos son todos aquellos que contienen algún matiz del color principal sin excepciones, los análogos del amarillo pasarían a ser todos los colores comprendidos entre el azul y el naranja. Serían 7 colores en total, como podemos ver en la imagen de abajo.

A pesar de las diferentes opiniones, lo cierto es que podemos usar estos grupos de 7 colores análogos sin problemas. Al estar todos juntos en la rueda de color, comparten ciertas características y matices que mantienen la armonía de la composición.

los colores analogos
En esta pintura de Van Gogh podemos ver la armonía de los colores análogos

Hay textos en los que se considera al azul como análogo del verde porque en una composición pictórica no rompe la armonía del color. Por ejemplo en un paisaje con un campo verde y amarillo, podemos pintar el cielo azul y no se produce un gran contraste, se mantiene la armonía, por eso se considera en ocasiones como análogos al grupo de amarillo-verde-azul.

En la práctica, es muy sencillo crear una composición análoga; tan sólo tienes que seleccionar 3 colores que estén pegados en la rueda de color.

Aunque tienes que tener cierta habilidad a la hora de crear una ilustración o pintura sólo con colores análogos. Si no pones suficiente énfasis en separar los elementos usando el valor de los colores, es probable que quede una imagen plana con colores de matices similares.

Por eso es importante tener un buen conocimiento de las 3 propiedades del color y saber cómo usarlas. Aunque también puedes usar texturas.

colores analogos
En este autorretrato de Van Gogh podemos apreciar el uso de complementarios armónicos y análogos

Cuando decides hacer una composición con colores análogos, normalmente quieres escoger un color dominante que tendrá el mayor protagonismo, manteniendo el resto de colores como un acompañamiento de este.

Aunque puedes usar 3 colores en la misma cantidad, es más difícil obtener buenos resultados. Como estrategia, puedes dividir tu composición en zonas grandes, medianas y pequeñas, e ir asignando cada uno de tus colores en relación al tamaño de cada una.

Un gran ejemplo de ésto, es el retrato de Van Gohg, en donde utiliza colores de matices naranjas como punto principal y lo rodea de colores verdosos y azules, que ocupan la mayor parte de la superficie.

One Comment on “Colores complementarios y colores análogos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *