Si tienes una entrevista y quieres proyectar una imagen profesional es recomendable que cuides todos los detalles. 

El portafolio es el elemento principal alrededor del cual gira toda la conversación, así que es aconsejable que inviertas en un producto de calidad.

Lo ideal sería imprimir y encuadernar tus trabajos en formato libro, pero siendo realistas, esto es muy poco práctico. De esta forma, tendrás que estar reimprimiendo el libro cada vez que lo actualices y tendrás que tener diferentes portfolios para diferentes clientes.

La solución más simple y eficaz, es conseguir un portafolio con fundas de plástico, pero de buena calidad. Mi recomendación es este portafolio de Arpan.

La cubierta tiene un acabado muy profesional, al estilo de la encuadernación de un libro.

Pero el punto más importante son las hojas de plástico. Mientras que otras fundas son finas y se acaban rompiendo, ésts son bien gordotas y transparentes. Es un alivio saber que mis trabajos van protegidos y sin arrugarse, aunque los lleve en la mochila.

el mejor portfolio